Estaràs declarará mañana en el Juzgado imputada por un presunto delito de calumnias contra el socialista Antoni Garcias

Actualizado 09/04/2008 17:23:04 CET

PALMA DE MALLORCA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP de Baleares, Rosa Estaràs, declarará mañana en el Juzgado de Instrucción número siete de Via Alemania de Palma en calidad de imputada por un presunto delito de calumnias y contra el honor, tras una querella interpuesta en abril de 2007 por el actual diputado del PSOE por Baleares en el Congreso, Antoni Garcias.

Está previsto que la vista comience a las 10.00 horas con la comparecencia ante el magistrado Antonio Garcias Sansaloni del querellante. Una vez finalizada esta declaración, pasará a comparecer Estaràs, defendida por el letrado Rafael Perera.

La querella fue presentada el pasado 27 de abril por el ex conseller de Presidencia del Govern del Pacte de Progrès por un delito contra el honor tras una "falsa denuncia" que, a su juicio, la líder 'popular' hizo en el pleno del Parlament del 27 de marzo de 2007 sobre una supuesta malversación de fondos públicos para pagar de manera irregular unos billetes de avión a Cuba.

La querella fue presentada ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB) y en ella el socialista defendía la falsedad de las acusaciones de Estaràs y criticaba la "falta de ética y de honradez" de la dirigente.

Según Garcias, las afirmaciones realizadas por Estaràs fueron hechas de forma "totalmente tendenciosa" y "con el único interés de perjudicar la honradez y credibilidad de las personas que estaban al frente del Govern durante aquellos años".

La querella destacaba que la entonces vicepresidenta del Ejecutivo Autonómico le había acusado de haber abonado dos veces un único viaje "sin haber hecho ninguna comprobación" sobre si los servicios facturados y los servicios pagados se habían prestado o no.

El texto de la querella indicaba que "Estaràs escogió el camino de la difamación pública antes de recurrir al camino de la comprobación", considerándose que "actuó de lama fe" ya que "hubiera podido rectificar o decir que se equivocó en su acusación". "Estaràs podría haber comprobado fácilmente que las dos facturas correspondían a los viajes de ida y vuelta, en lugar de lanzar falsas acusaciones".

En el transcurso del último pleno de la pasada legislatura de la Cámara Autonómica, Estaràs acusó a Garcias y al ex director general de Presidencia del Govern, Pere Fullana, de haber propiciado el pago por duplicado a la aerolínea Iberia de dos billetes de avión a Cuba, apuntando que esta irregularidad podría encubrir que las esposas de estos altos cargos les acompañaron, costeando su viaje con dinero público.