Estaràs lamenta la lentitud en los avances en la igualdad en el trabajo

 

Estaràs lamenta la lentitud en los avances en la igualdad en el trabajo

Día de la mujer
PP
Publicado 07/03/2015 14:23:53CET

PALMA DE MALLORCA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La eurodiputada popular Rosa Estaràs ha participado este sábado en una mesa redonda organizada por la Asociación de Mujeres en Igualdad de Mallorca en la que se han abordado las dificultades que aún persisten para que las mujeres puedan tener las mismas condiciones en el ámbito laboral que los hombres y se ha lamentado la lentitud con la que se consiguen avances en esta materia a pesar de que, según ha recordado, tanto la UE como los Estados han desarrollado en las últimas décadas una amplia legislación para tratar de reducir estas brechas.

Estaràs ha intervenido en este acto junto a la presidenta del Parlament, Margalida Durán; la directora general del Servicio de Ocupación de las Islas Baleares, Francesca Ramis; la presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares, Carmen Planas, y la presidenta de Mujeres en Igualdad de Menorca, Pepi Morillas.

"La igualdad entre la mujer y el hombre es uno de los grandes objetivos de la Unión Europea que, con el paso de los años, hemos tratado de reforzar a través de medidas en el ámbito legislativo, en los Tratados y gracias a las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE, ha señalado Rosa Estaràs.

Sin embargo, ha añadido que "hay que reconocer que, aunque en la práctica se están consiguiendo avances, eso no lo podemos negar, quizás sean demasiado lentos", considera la eurodiputada.

De acuerdo con el informe Bauer, presentado en la pasada legislatura en el Parlamento Europeo, las mujeres en la UE aún cobran de media un 17,1% menos que los hombres, a pesar de que hace 50 años que existe legislación sobre la diferencia salarial de género.

Este desajuste en los salarios varía en los Estados miembro desde el 3,2% al 30,9%.

"El documento denuncia que, a pesar de los enormes esfuerzos legislativos y la cantidad de textos existentes en este ámbito, los progresos son extremadamente lentos", ha asegurado Estaràs, que ha recordado que el mismo informe "pone de manifiesto que poco o ningún cambio ha tenido lugar en los Estados miembro en este ámbito y que no se han dirigido sanciones contra las empresas".

En este documento se apunta también que, en todos los países de la UE, las estudiantes obtienen mejores calificaciones escolares que los hombres y representan el 59% de los graduados universitarios y, sin embargo, sus habilidades y conocimientos están subestimados.

Las estadísticas muestran que la diferencia salarial tiene lugar a la vuelta al mercado de trabajo tras la maternidad del primer hijo, mientras que al comienzo de su vida laboral, las mujeres tienen un salario incluso mayor que el de los hombres en países tales como Reino Unido.

El hecho de que las mujeres tengan un proceso laboral más lento, más corto y/o con más interrupciones crea, a su vez, una diferencia de género en cuanto a cotizaciones de pensiones se refiere, lo que incrementa el riesgo de pobreza en las mujeres tras la jubilación.

En general, la tasa de empleo entre las mujeres sigue siendo más baja, hasta 12 puntos, que la de los hombres; las mujeres constituyen la mayoría de los trabajadores a tiempo parcial; los trabajos físicos, que suelen realizar los hombres, están más valorados; las mujeres siguen subrepresentadas en la política, la economía, la ingeniería y la ciencia; y las oportunidades de las mujeres para progresar en sus carreras se ven afectadas por sus responsabilidades familiares.

"Estos son algunos obstáculos que nos encontramos en el camino las mujeres", ha indicado Rosa Estaràs, que considera que todavía hay una larga lucha por delante para conseguir mejorar muchos aspectos, sobre todo los relacionados con la conciliación.

"El informe que en su día presentó mi compañera de grupo Edit Bauer alega que sólo una pequeña parte de las reclamaciones relacionadas con la discriminación basada en la diferencia salarial de género consigue llegar a los tribunales competentes. En consecuencia, comparto con ella que no sería realista esperar que un cambio legislativo vaya a provocar un cambio en profundidad, pero debemos seguir insistiendo, porque todo esfuerzo es bueno", apunta la europarlamentaria popular.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies