EU exige un control exhaustivo a Inspección de Trabajo para evitar "abusos" por parte de los hoteleros

Manel Carmona, coordinador EU en Baleares
EU
Actualizado 27/04/2013 14:22:26 CET

PALMA DE MALLORCA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

EU ha exigido este sábado un control exhaustivo a Inspección de Trabajo para evitar "abusos" por parte de los hoteleros de la comunidad como, por ejemplo, que no den de alta en la Seguridad Social a todos sus trabajadores o tengan jornadas de trabajo superiores a las previstas en el convenio colectivo.

Según ha informado el partido en un comunicado, "si los hoteleros respetaran la legalidad aumentaría el número de trabajadores empleados y los ingresos de las administraciones públicas".

Así, la formación ha remarcado la importancia del control de la legalidad laboral, asegurando materias como que las horas extra sean cotizadas o que se respeten las condiciones de higiene y seguridad en el trabajo.

Según EU, el sector turístico recibe un trato de favor por parte de las administraciones "con costosas campañas de promoción y con legislaciones que favorecen el negocio turístico en condiciones de ventaja sobre otros sectores". Por ello, entiende "lógico" que los beneficios que genera esta actividad repercutan de alguna medida sobre la sociedad, algo que, según su opinión, cada vez pasa menos debido a iniciativas como el 'todo incluido' o la "sobreexplotación de una parte de los trabajadores a los que no se respetan los derechos laborales".

Según EU, es frecuente que durante el inicio de la temporada haya "algunos trabajadores" que cobren en "negro" y no estén dados de alta en la Seguridad Social. Además, "a lo largo de la temporada es corriente encontrar en algunos hoteles a trabajadores que tampoco cotizan, ya sea por falta de permiso de trabajo o por otras causas".

"Tampoco son infrecuentes las jornadas abusivas, la obligación de asumir trabajos de categoría superior a la reconocida en contrato o condiciones de trabajo penosas que no respetan la legalidad. Todos estos hechos, junto a la pérdida de derechos laborales, suponen ganancias ilegítimas para una parte de las empresas hoteleras, competencia desleal hacia las empresas que cumplan la legalidad y pérdida de ingresos para la hacienda pública", indica EU.

Por ello, EU ha defendido que, si todos los trabajos en el sector turístico se ajustasen a la legalidad, aumentaría el número de trabajadores empleados, las cotizaciones sociales y los ingresos por IRPF, lo que supondría la reducción de desempleados y una mejora de las finanzas públicas.

Según el partido, la actual situación económica, junto con los efectos de "una lamentable reforma laboral que rebaja las indemnizaciones por despido" hace que muchos trabajadores acepten condiciones de trabajo inferiores a las del convenio y que los empresarios "saquen rédito económico de la explotación laboral y de defraudar a Hacienda".

Así, EU ha reclamado una intervención decidida de las inspecciones de trabajo y de hacienda para controlar desde el inicio de la temporada la legalidad de los empleos, si bien ha admitido que las plantillas de inspectores son insuficientes. "Las grandes bolsas de fraude son conocidas y los sindicatos, con su conocimiento de la realidad laboral pueden dar una ayuda inestimable, lo que hace falta es voluntad política de combatir el fraude, destinando los esfuerzos más importantes en aquellas zonas o sectores en los que es conocida la existencia de fraude generalizado".

Finalmente, ha incidido en que un trabajo riguroso de control de la legalidad en el sector podría suponer mejores condiciones de trabajo de sus trabajadores, un mayor reparto de la riqueza e ingresos públicos superiores a los que se obtienen por la vía de unos impuestos "injustos que castigan el consumo de las familias y quitan competitividad a las empresas", ha concluido el partido.