Un exasesor de la Generalitat atribuye a Gerardo Camps órdenes respecto a los Summit

Publicado 10/05/2016 16:58:41CET

PALMA DE MALLORCA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El exasesor en la Secretaría Autonómica de Eventos y Proyectos y del Comisionado para la Copa América en el gabinete del presidente de la Generalitat Valenciana, Nicolás Figueras, ha atribuido al exconseller de Economía y Hacienda Gerardo Camps diversas órdenes en relación a los denominados Valencia Summit, por cuyas tres ediciones el Instituto Nóos percibió más de tres millones de euros entre 2004 y 2006.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la declaración como testigo en el juicio del caso Nóos, en el que le ha sido exhibido un correo, fechado el 30 de septiembre de 2005, en el que trasladaba órdenes directas a la responsable de gabinete del director general de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa) Carmen Descals, procedentes de Camps.

En concreto, en el email Figueras señalaba: "Carmen, las directrices del conseller fueron claras, hacer lo que haga el Ayuntamiento, por lo que si hay que incluir el tope de suplidos se incluyen".

Figueras ha recordado que realizó un seguimiento del Valencia Summit y, preguntado el fiscal anticorrupción Pedro Horrach sobre quién le transmitió las instrucciones contenidas en el email, ha manifestado: "Entiendo que Gerardo Camps". "Trasladé unas instrucciones, aunque no recuerdo haber tenido relación con él [Camps] hasta 2009". "No tenía relación con la Conselleria de Economía y Hacienda", ha remarcado.

El testigo, quien ha sido advertido en varias ocasiones por la presidenta del tribunal de la posibilidad de incurrir en un delito de falso testimonio por "responder de forma evasiva", ha recordado que desde su departamento se llevaba a cabo el seguimiento de los distintos contratos desde su firma hasta su cumplimiento.

En su comparecencia, Figueras ha apuntado que Eugenio Pérez era su superior inmediato, por lo que, a nivel general, "creo que era él quien me daba las órdenes", ha declarado.

Cabe recordar que, durante su declaración en el juicio, Gerardo Camps, también expresidente del consejo de administración de Cacsa, subrayó en concreto no haber recibido "ningún encargo" ni "ninguna instrucción" del exmáximo mandatario Francisco Camps de cara a la negociación de los Summit.

El testigo indicó que Camps era la única persona, por el organigrama de la Generalitat, que le podía haber ordenado que se reuniese con alguno de los responsables de Nóos a fin de "tener un grado de conocimiento de tal o cual persona. Nadie se dirigió a mí para hablarme de ello".

De hecho, recordó que las relaciones con el Instituto Nóos las llevaban por parte del comisionado de la Copa América, "con independencia de la parte que le correspondiera a Cacsa", y "ahí se tomaban las decisiones".

Una respuesta que llevó al fiscal Horrach a preguntarle "cómo podía Figueras dar el visto bueno" y si el entonces director general de Cacsa, José Manuel Aguilar, "era una pura figura decorativa". Ante esto, el exconseller respondió que no pero, tras negociarse el evento con Figueras, Nóos y la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau (FTVCB) "fueron los que lo impulsaron".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies