Las farmacias de Baleares recogen un 8 por ciento más medicamentos usados que la media nacional

Actualizado 10/05/2007 16:34:44 CET

Cada establecimiento recoge unos 10 kilos de deshechos al mes y un 60 por ciento de los usuarios empleó los contenedores en el último año

PALMA DE MALLORCA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Las casi 400 farmacias abiertas en las Illes Balears recogen 9,99 kilogramos de medicamentos usados y caducados al mes, lo que supone un 8 por ciento más que la media nacional, y la recolección de 46 toneladas de estos productos en 2006, al incrementarse el uso que los consumidores realizan del punto de recogida específico que se encuentra en el interior de los establecimientos.

Así lo manifestó hoy el director general de Calidad Ambiental y Litoral, Ventura Blach, quien presentó en la sede de la Conselleria de Medio Ambiente los resultados de la campaña de recogida de residuos farmacéuticos de 2006, en compañía del director general de la entidad Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases (Sigre), Juan Carlos Mampaso, así como la vicepresidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos, María Luis Sánchez.

Mampaso resaltó los buenos resultados obtenidos en nuestra Comunidad autónoma con esta campaña desde que se puso en marcha en 2003, extremo que corroboró Blach, quien consideró que se pone de manifiesto la concienciación alcanzada por los residentes de las islas que, con casi diez kilos por farmacia al mes, se posicionan a gran distancia de los 9,24 kilos de promedio estatal.

El director general de Sigre manifestó que, con la recogida selectiva de medicamentos --que cabe diferenciar de la recogida de residuos sanitarios--, se evita que se mezclen con el resto de los residuos sólidos urbanos y se posibilita que reciban un tratamiento adecuado, al mismo tiempo que se potencia un uso racional de los fármacos caducados o que ya no se consumirán y, al mismo tiempo, se evita la automedicación y todos los riesgos que conlleva.

En total, 392 farmacias de las 395 existentes en Baleares participan en la recogida selectiva, a las que se unirán otras 21 de próxima apertura en el plazo aproximado de un año, ya que, según consideró Mampaso, este tipo de establecimientos "son los más adecuados" para instalar este tipo de contenedores, que posteriormente son retirados por los distribuidores mayoristas y enviados a una planta de procesamiento en Galicia.

Sobre el incremento de la concienciación de los ciudadanos de las islas, Sigre constató en un reciente sondeo de opinión realizado en Baleares que 42 por ciento de ellos admitían que tiraban los restos de medicamentos a la basura convencional, en 2006 sólo se deshacía de estos deshechos de esa forma el ocho por ciento del total de encuestados, así como que un 60 por ciento de los usuarios de farmacias había empleado los contenedores blancos al menos una vez en el último año.

MALO PARA EL MEDIO AMBIENTE

Según el sondeo, el 85 por ciento de los baleares consideran que arrojar los restos de medicamentos a la basura --o por el inodoro-- perjudica mucho o bastante al medio ambiente, mientras que ocho de cada diez opinan que automedicarse puede resultar peligroso para su salud; aunque, a pesar de ello, la mitad de los encuestados guardan los restos de los fármacos que emplearon en el botiquín, que revisan en su mayoría, al menos, una vez al año.

Sigre recomienda a los ciudadanos que revisen periódicamente su botiquín, que lleven a la farmacia los envases vacíos de los medicamentos ya consumidos, o bien los restos de medicación tras finalizar un tratamiento, sin olvidar sus correspondientes cajas y prospectos. En cambio, descartó que se depositen en los contenedores blancos agujas y objetos cortantes, gasas y apósitos, termómetros, pilas y radiografías, entre otros residuos sanitarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies