'El Farru' y otros siete acusados se sentarán en el banquillo a partir de este lunes por la muerte de 'La Parrala'

Actualizado 14/11/2011 6:44:15 CET

La Fiscalía reclama un total de 18 años de cárcel para el principal inculpado por delitos de homicidio, amenazas y tenencia ilícita de armas

PALMA DE MALLORCA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

José Ortega 'El Farru' y otros seis miembros del llamado Clan del Peludo se sentarán en el banquillo desde este lunes y durante toda la semana a raíz de los hechos que el 7 de septiembre de 2009 desembocaron en la muerte de Josefa Moreno Cortés, 'La Parrala', quien falleció tras recibir un disparo en la cabeza en su vivienda del poblado de Son Banya. La Fiscalía reclama un total de 18 años de cárcel para 'El Farru', 17 años para uno de sus hermanos y 15 para los demás acusados.

En su escrito de calificación, el Ministerio Público acusa a todos los inculpados de un delito de homicidio mientras que también sobre 'El Farru' pesa un presunto delito de amenazas (un año de prisión) y otro de tenencia de armas (dos años), que también recae sobre uno de sus hermanos. La defensa del principal acusado y del resto de reos ya se opuso durante la instrucción de la causa a los cargos que se les imputan mientras que la acusación particular, ejercida por la hermana de 'La Parrala', les atribuyó un delito de asesinato con alevosía.

La acusación pública narra en su escrito cómo, en torno a las 22.00 horas del día en que sucedió todo, los acusados acudieron en varios vehículos hasta Son Banya con armas de fuego y blancas y se dirigieron, siguiendo instrucciones de la matriarca Trinidad Santiago, hasta la vivienda donde vivía 'La Parrala'. Todo ello a raíz de la deuda que llevaba exigiendo el Clan de los Peludos al de La Paca, al que pertenecía la víctima, el pago de unos 12.000 euros por la venta de estupefacientes.

Una reclamación que se centraba en 'La Parrala' debido a que la cabezilla del clan deudor, Francisca Cortés 'La Paca', se encontraba en prisión. Así las cosas, una vez frente a las inmediaciones del inmueble, las acusadas Trinidad, Josefa Carmona -esposa de 'El Farru'- y Adoración Rosa Fernández hicieron un primer acercamiento a la vivienda, donde se encontraban 'La Parrala', su hermana 'La Heavy' y una prima, con quienes comenzaron a discutir sobre la deuda de forma cada vez más acalorada.

Tal fue el tono de la discusión que en ese momento intervino 'El Farru' para vociferar "'Parrala', a ti te voy a matar esta noche y a ti 'Heavy' también", tal y como relata la Fiscalía. Lejos de asustarse, la integrante del Clan de La Paca se enfrentó a él, lo que llevó a Trinidad a pasar un revólver a su hijo diciendo "mátala". A partir de ese momento, los otros dos inculpados, Juan y Luis Ortega (hermanos de 'El Farru') comenzaron a disparar hacia la puerta de la casa, detrás de la cual se encontraba 'La Parrala'.

El Ministerio Fiscal recuerda que, a fin de acabar con su vida, Juan y 'El Farru' efectuaron varios disparos mientras Trinidad, Adoración y Josefa repetían 'Mátala, mátala' y los otros miembros del clan, Luis, Manuel Ortega y Miguel Ángel Martínez también disparaban. Antes de poder refugiarse, 'La Parrala' recibió un disparo mortal en la cabeza después de que dos de los tiros dados por 'El Farru' y Juan traspasaran la puerta.

'La Parrala' murió poco después de su llegada en vehículo privado al Hospital de Son Llàtzer de Palma, donde se congregaron numerosos familiares y se vivieron momentos de tensión. Fue en ese mismo lugar donde, junto su hermano Manuel, fue detenido 'El Farru' mientras guardaba cola para ser atendido tras haberle rebotado una de las balas que disparó. El resto de integrantes del clan huyeron aunque finalmente fueron arrestados en el puerto de Ciutadella.

CONDENADA A SEIS MESES DE PRISIÓN

Se da la circunstancia de que 'La Parrala' tenía pendiente cumplir seis meses de prisión por un delito de amenazas tras ser condenada a esta pena en el juicio por el caso Son Banya que tuvo lugar en enero de 2009 en la Audiencia Provincial.

En concreto, se encontraba entre los 25 acusados que finalmente fueron condenados -de los 27 que fueron juzgados- en el juicio celebrado por unos hechos acaecidos en 2006 a raíz del robo de 911.000 euros producido en Son Banya, al que siguieron agresiones y amenazas a los supuestos autores de la sustracción y una trama urdida por el ex inspector de Atracos de la Policía Nacional, José Gómez 'Pepote', para exculpar al clan a cambio de beneficiarse económicamente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies