La Federación Balear de Transporte se encuentra "en la UCI" por el impago de 4,4 millones por parte del Govern

Transportes Baleares
EUROPA PRESS
Actualizado 30/05/2011 15:09:42 CET

PALMA DE MALLORCA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT) ha señalado que la deuda que mantiene el Govern balear con las empresas de transporte regular de viajeros y de transporte escolar asciende a 4,4 millones de euros, una situación que, según ha apuntado el presidente de la Agrupación Regular de Viajeros de Balears, Rafael Llompart, hace que las compañías del sector se encuentran "en la UCI".

Por su parte, el presidente de la Federación, Miquel Florit, se ha quejado de que se trata "de la mayor deuda de la historia" y ha advertido este lunes que muchas empresas "tienen dificultades para pagar el gasoil", lo que podría derivar en "una suspensión de los servicios al no poder pagar las nóminas de los empleados".

Así lo han manifestado en rueda de prensa celebrada este lunes en la que han reclamado al Partido Popular, que en breve asumirá la presidencia de la Comunidad Autónoma, que se haga cargo de la deuda pendiente con el sector, a fin de poder asegurar la continuidad de los 450 autocares de viajeros y escolares que desarrollan su actividad en las Islas.

De esta manera, Florit ha precisado que la deuda se divide en 2,3 millones para las empresas de transporte regular y 2,1 millones para las de escolar. Según ha indicado, las empresas que forman parte de la federación han hecho gestiones de manera formal en reuniones con la Administración y han remitido escritos pidiendo soluciones al Govern.

Desde la FEBT han señalado que fue a partir de diciembre de 2010 cuando la Administración "empezó a dejar de pagar y los dos sectores, transporte regular de viajeros y el escolar, se vieron gravemente perjudicados". En este sentido, los empresarios del transporte han criticado que cuando se dirigen a una entidad financiera con la notificación del Govern de reconocimiento de deuda, a los bancos "no les interesa".

Así, Rafael Llompart se ha mostrado molesto ante la situación creada y ha advertido que "cuando no podamos más, vamos a parar porque no nos quedará más remedio". El presidente de la Agrupación Regular de Viajeros de Baleares ha insistido en que "estamos en cuidados intensivos y sólo hace falta que nos quiten el tubo; no podemos aguantar más".

Asimismo, la FEBT ha querido poner encima de la mesa el valor del sector con datos referentes a 2010. En este sentido, Florit ha señalado que más de 14 millones de personas utilizaron el servicio de regular de viajeros durante el año pasado. Además, la red de transportes engloba unos 250 autocares, 400 trabajadores y 20 empresas que, según Florit, se dedican a este servicio. El transporte escolar, por su parte, reúne a otras 45 empresas que suman en total 247 autocares en los que viajan cerca 10.000 alumnos.