La Fiscalía pide dos años de prisión contra Hidalgo, que será juzgado este lunes por el cierre del parking de Alemany

Actualizado 10/12/2010 15:34:44 CET

Tanto el Ministerio Público como la acusación particular le acusan de un delito de coacciones y otro de prevaricación

PALMA DE MALLORCA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ex alcalde de Andratx, Eugenio Hidalgo, se sentará este lunes de nuevo en el banquillo de los acusados por haber ordenado el cierre presuntamente irregular del parking de la actual primera edil Isabel Alemany (UM), unos hechos por los que la Fiscalía solicita dos años de prisión contra el inculpado mientras que la acusación particular, ejercida en representación de Alemany, pide un total de tres.

En concreto, la vista oral, que ha sido pospuesta hasta en tres ocasiones, tendrá lugar a partir de las 10.00 horas en el Juzgado de lo Penal número 6 de Palma, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press. Cabe señalar que tanto el Ministerio Público como la actual vicepresidenta primera del Parlament, a través del letrado Miquel Borràs, atribuyen al ex alcalde un delito continuado de coacciones y otro de prevaricación.

Tal y como postula la acusación particular en su escrito de calificación, al que ha tenido acceso Europa Press, después de que desde finales de 2005 y durante 2006 Alemany -entonces regidora y portavoz de UM- promoviese diversas actaciones contra Hidalgo por supuestas irregularidades urbanísticas, el entonces primer edil, "abusando" de su cargo, ordenó paralizar y clausurar de forma inmediata la actividad y las instalaciones del aparcamiento propiedad de la madre de Alemany, ubicado en Sant Elm.

Un parking que, según defiende la acusación, se encuentra al aire libre y en funcionamiento en virtud de una autorización otorgada por el Ayuntamiento de Andratx en 1983, por lo que considera que la decisión de cerrarlo perseguía causar "graves perjuicios económicos" a Catalina Moyà -madre de Alemany- y con ello "perjudicar" a la edil. Y para ello, realizó diversas actuaciones a fin de "revestir de legalidad formal" el cierre.

Todo ello, relata la acusación, "con la única y clara voluntad de perjudicar a Alemany" y con el "claro" objetivo de impedir el desarrollo de una actividad económica para la que se contaban con las correspondientes autorizaciones.

"FINALIDAD ESPÚREA DEL ACUSADO"

"La persistencia, voluntad y finalidad espúrea del acusado en lograr la clausura del aparcamiento al margen de cualquier interés general" se plasma, señala la acusación particular, en que tras la presentación de una copia de la autorización de explotación, el entonces alcalde inició toda una serie de gestiones, a través de terceros, tendentes a lograr a la mayor brevedad posible informes que avalasen la existencia de un riesgo de incendio o de inundación en la zona.

Sin embargo, afirma que la "voluntad de represalia" de Hidalgo no se limitó a la decisión de paralizar la actividad del parquing, sino que "buscando el daño y el descrédito personal y político" de la regidora 'uemita', decisió reclamar a su madre la recepción de las obras y servicios del ámbito territorial del proyecto de urbanización del polígono número 1, sector III, de Sant Elm, así como requerir a Moyà para que procediera al pago del 10 por ciento del aprovechamiento medio, cuantificado por los servicios municipales en un millón de euros.

Cabe recordar que Hidalgo se encuentra en la actualidad cumpliendo condena en el centro penitenciario de Palma por las dos primeras piezas del caso Andratx en las que ha sido juzgado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies