Font propone reducir un 30% los altos cargos y un 25% la dimensión de la administración autonómica

LA LLIGA
LA LLIGA
Actualizado 28/04/2011 20:57:54 CET

PALMA DE MALLORCA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El líder de la Lliga Regionalista, Jaume Font, exigirá a los partidos mayoritarios en la próxima legislatura que reduzcan un 30% los altos cargos y adelgacen la administración autonómica en un 25% si quieren contar con su apoyo para gobernar. Aquel partido que no se comprometa a recortar el gasto público en estos términos no contará con el apoyo parlamentario de su formación.

Así lo ha expresado Font en una rueda de prensa, en la que ha anunciado que el próximo 2 de mayo la formación celebrará un mitin en el Teatre Trui de Palma, a partir de las 20.30 horas, para presentar de forma oficial las listas electorales al Parlament, Consell y Ayuntamiento de Palma.

Font ha señalado la importancia de que su formación entre en las instituciones en la próxima legislatura después de ver cómo el Govern no logró este miércoles que el Ejecutivo central dé a Baleares lo que le corresponde del Fondo de Competitividad (240 millones de euros). "Necesitamos partidos mallorquines que no se dejen pisar en Madrid en ningún momento", ha señalado, para lamentar que "los partidos grandes no cumplen con los compromisos adquiridos".

Font ha avanzado el programa que desgranará el próximo lunes en el mitin en el Trui Teatre precisando que los ámbitos de la educación, sanidad, asuntos sociales y formación son "prioritarios", frente a otros "innecesarios" y "superfluos" de los que habrá que prescindir porque, ha remachado, "la caja está vacía".

En este sentido, ha criticado que el candidato socialista a la reelección, Francesc Antich, haya anunciado que aumentará el presupuesto de educación y sanidad en la próxima legislatura, al considerar que no pueden hacerse "futuribles" si se desconoce cómo evolucionará el PIB en los próximos meses.

El líder regionalista ha remarcado que resulta necesario redimensionar la administración para hacerla más eficiente, y en este punto, ha hecho hincapié en el ámbito de la sanidad. En este aspecto, ha tildado de "vergonzoso" que una comunidad que cuenta con cuatro hospitales separados por una distancia inferior a 30 kilómetros "no tenga la central de compras unificada o el sistema informático conectado".

Todo ello genera un gasto "que no podemos permitirnos" y ha advertido que podría darse la situación extrema de que en el mes de junio el Govern no tenga fondos suficientes para abonar las nóminas de algunos empleados públicos. "Hay que reordenar los recursos humanos y autonómicos si echar a nadie, a través, por ejemplo, de jubilaciones anticipadas", ha recalcado.