La FSE exige más recursos para la enseñanza del inglés y rechaza el decreto de lenguas del Govern

Actualizado 27/04/2013 18:02:20 CET

IBIZA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación Socialista de Eivissa, FSE-PSOE, ha aprobado una resolución para manifestar su rechazo al nuevo modelo educativo que quiere implantar el PP con el Decreto de Tratamiento Integrado de Lenguas, TIL.

En un comunicado, los socialistas han asegurado que "rompe el consenso que existía hasta ahora y sólo responde a la obsesión ideológica del PP de reducir la presencia del catalán en las aulas".

La resolución se aprobó este viernes en la Comisión Ejecutiva del partido y en ella se pone de manifiesto que el modelo educativo popular "aumentará el fracaso escolar, ya que se pretende aplicar entre constantes recortes en la educación pública y no se planificará".

La FSE-PSOE ha asegurado que el partido apuesta por un modelo de consenso, sin recortes en los centros y en el profesorado, que mantenga la normalización del catalán y promueva la enseñanza del inglés con la aportación de más recursos, más horas lectivas y refuerzos fuera del horario escolar con profesores especializados.

El partido ha asegurado además que el Govern "no ha querido escuchar la opinión de ningún colectivo que conforma el mundo educativo, que se ha manifestado en contra del decreto". Asimismo, han lamentado que "tras la mejora del aprendizaje del inglés, se esconde la voluntad de acabar con el proceso de normalización lingüística que se inició en 1986".

Los socialistas han considerado que "deberíamos trabajar para que todos los ciudadanos de las islas conocieran el catalán" y han dicho que "con la reducción de horas en esta materia, no se conseguirá".

La FSE ha propuesto varias fórmulas para mejorar, de manera real, las competencias lingüísticas del alumnado y así, ha solicitado la activación de un proceso de implantación del decreto más largo, desde Infantil, con lo que los profesores se podrían ir adaptando de forma progresiva.

También han considerado importante que los centros estén dotados con laboratorios de idiomas o que se establezcan ratios bajas en las aulas.