El Govern reserva el 3% de la contratación a empresas de inserción laboral

Iago Negueruela
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2016 12:35:42 CET

Armengol: "Baleares será la primera CCAA que sólo contratará a empresas que ofrezcan trabajo de calidad para sus trabajadores"

PALMA DE MALLORCA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Govern se ha comprometido a reservar anualmente el 3 por ciento de su contratación a empresas de inserción, centros especiales de ocupación y programas de ocupación protegida.

Ésta es una de las nuevas cláusulas sociales en la contratación pública presentadas este miércoles por el conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela; la consellera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago; y la presidenta del Govern, Francina Armengol, quien ha incidido en que Baleares será "la primera comunidad que sólo contratará a empresas que ofrecen trabajo de calidad a sus trabajadores".

Según ha explicado Santiago, esta cláusula busca favorecer el acceso al empleo por parte de los colectivos más vulnerables, de las personas con discapacidad y en riesgo de exclusión.

De esta manera, las empresas de inserción y los centros especiales "se podrán presentar a licitación pública o podrán contratar directamente a través de contratos negociados sin publicidad". "No sólo favorece la contratación de las personas vulnerables, también promociona a empresas del tercer sector", ha añadido.

Negueruela, por su parte, ha explicado estas cláusulas sociales que darán "un giro a la contratación" y que primará "la calidad en el empleo como de hoja de ruta en las estrategias del Govern".

CLÁUSULAS CON PERSPECTIVA DE GÉNERO Y MEDIDAS DE CALIDAD SOCIAL

Además, las cláusulas integran la perspectiva de género entre trabajadores y entre cargos directivos y priman la contratación de personas con dificultades de acceso al trabajo -jóvenes con déficits de formación, mujeres, desocupados de larga duración o mayores de 45 años, entre otros-, así como las medidas de calidad social, que valoren el coste salario/hora por encima de los convenios, los porcentajes de contratación indefinida y la formación continua.

Estas empresas contratadas tendrán que pagar la nómina a sus empleados en tiempo y forma, justificar el cumplimiento de la ley en materia de contratación de personas con discapacidad, con al menos un 2 por ciento de los contratos en empresas de más de 50 trabajadores, y tener el compromiso de mantener la misma plantilla adscrita a la prestación.

Otros de los compromisos de la empresas serán la justificación del cumplimiento de la normativa en materia de igualad, con la exigencia de elaborar planes de igualdad en las empresas de más de 250 trabajadores.

COMISIÓN DE SEGUIMIENTO

Además, Negueruela ha señalado que habrá una comisión de seguimiento para garantizar las condiciones de los contratos firmados por el Govern, un órgano que prevé la participación de diferentes Consellerias, así como de organizaciones sindicales y empresariales y otras entidades.

Por otro lado, Santiago ha apuntado que las cláusulas incluyen también los principios de transparencia fiscal y responsabilidad social, de manera que las empresas con las que se contrate tendrán que garantizar que los ingresos de ejecución del contrato serán declarados según la legislación tributaria, sin que se puedan utilizar fórmulas como la de los paraísos fiscales.

Además, el adjudicatario tendrá que ejecutar el contrato respectando los derechos laborales básicos y cumpliendo criterios de RSC como rendición de cuentas, transparencia o comportamiento ético.

ARMENGOL: "HABRÁ UN ANTES Y UN DESPUÉS"

La presidenta del Govern ha asegurado que habrá "un antes y un después" en la contratación pública tras la aplicación de estas cláusulas y, por ello, ha dicho esperar que el resto de administraciones insulares y municipales de las Islas las incorporen también.

"Uno de los objetivos prioritarios del Govern era la ocupación de calidad", ha declarado la líder del Ejecutivo balear, quien ha admitido que el mundo laboral todavía está "lastrado por la reforma laboral".

Armengol ha hecho hincapié en que Baleares será "la primera comunidad que sólo contratará a empresas que ofrezcan trabajo de calidad para sus trabajadores" y que exigirá el cumplimiento de los convenios colectivos, entre otras cosas.

Según su opinión, puesto que en Baleares se prevé un crecimiento del 3,5 por ciento, es el momento de que los empresarios vayan "subiendo los salarios".

El Govern ha señalado que no tiene todavía una previsión de cuántas personas se podrán beneficiar de esta nueva contratación y ha detallado que se abrirá un periodo de formación a las unidades de contratación.