El Govern consigue financiación de la UE para la reintroducción del águila perdicera en Mallorca

Neus Lliteras. Proyecto Life
CAIB
Actualizado 17/12/2013 22:41:20 CET

PALMA DE MALLORCA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Govern ha conseguido financiación LIFE de la Unión Europea (UE) para la reintroducción del águila perdicera o de Bonelli en Mallorca, por lo que este proyecto contará con un presupuesto de dos millones de euros, el 75 por ciento de los cuales procederán de fondos europeos.

Según ha informado la directora general de Medio Natural, Educación Ambiental y Cambio Climático, Neus Lliteras, durante la presentación del proyecto 'LIFE Bonelli LIFE12 NAT/ES/000701', una iniciativa europea de la que pasa a formar parte del Plan de reintroducción del águila perdicer en Mallorca, que lidera el Govern en colaboración con diferentes organismos públicos y privados.

Este proyecto tiene un plazo de ejecución de cuatro años, entre 2013 y 2017. De los dos millones de presupuestos, cerca de 500.000 euros serán destinados a las tareas que lleva a cabo el Govern para la recuperación del águila perdicera en Mallorca, de donde se extinguió en la década de 1970. Concretamente, las actuaciones que se llevarán a cabo incluyen, aparte de la liberación de ejemplares, la corrección de tendidos eléctricos donde se pueden electrocutar las aves, la sensibilización del público mallorquín hacia la conservación de las rapaces y la colaboración con sectores más involucrados como el de la escalada o el cinegético.

Lliteras ha explicado que la UE ha acordado financiar esta iniciativa que tiene como objetivo favorecer la recuperación de la población del águila perdicera, en territorios históricamente ocupados por la especie, como Álava, Madrid, Navarra y Mallorca.

El proyecto Life Bonelli considera por primera vez la población española en un conjunto, siendo su principal acción la liberación de ejemplares, pero también el estudio de sus relaciones con otras poblaciones, como la francesa o la andaluza.

El Life Bonelli está formado por siete socios, entre ellos el Cofib, así como la Comunidad de Madrid, la Junta de Andalucía, el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona (GREFA, Madrid), la Diputación de Álava, la entidad de Navarra GAN, y la Liga para la Protección de los Pájaros (LPO, Francia). Desde hace años, todos estos desarrollan diferentes iniciativas y colaboran entre sí para la conservación y reintroducción del águila perdicera.

Precisamente Mallorca ha sido la ubicación elegida para dar el pistoletazo de salida al proyecto Life Bonelli con la celebración, esta semana, de un seminario que reúne a unos 40 expertos en águila perdicera de todo el Estado. El seminario se celebra entre este jueves y viernes en el edificio de Can Salas, en Palma, y culmina este sábado con la celebración del Día del Águila, con visitas a las instalaciones de águilas del Zoo Natura Parc, a las del Cofib y a la finca Mortitx, en la Serra de Tramuntana, donde se han liberado ejemplares de la especie.

En los últimos tres años, en Mallorca se han liberado 16 ejemplares de águila perdicera, ocho de los cuales sobreviven con éxito ya que se sabe que se ha formado una pareja y se cree que probablemente haya también otra.

El águila perdicera es la única de las aves rapaces ibéricas que no sólo no se recupera en la península gracias a las medidas de conservación que se aplican desde los años 80, sino que continúa desapareciendo y actualmente hay un 35 por ciento de ejemplares menos que hace treinta años. Las 750 parejas que crían en España, que representan el 65 por ciento de la población europea ocupan sobre todo la franja mediterránea, extendiéndose irregularmente hacia el interior ibérico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies