El Govern destina 14,1 millones para la reforma y ampliación de la desaladora de Formentera

Actualizado 07/11/2014 14:07:32 CET

IBIZA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) - -

   El Govern balear destinará 14,1 millones de euros a la Agència Balear de l'Aigua i de la Qualitat Ambiental, ABAQUA, para la redacción y ejecución de las obras de remodelación, ampliación, explotación, mantenimiento y conservación de la planta desaladora de Formentera y sus instalaciones anexas, con el objetivo de atender la demanda municipal de agua potable para garantizar el suministro en la isla.

   Así lo ha señalado la portavoz del Ejecutivo autonómico, Núria Riera, tras la reunión del Consell de Govern, quien ha precisado que el proyecto de la reforma, que correrá a cargo de la adjudicataria de las obras, servirá para ampliar la producción hasta los 5.000 m3/día, en vez de los 4.000 de producción actual, con una capacidad extra de 2.000 m3/día para futuras actuaciones o en casos de emergencia. La redacción del proyecto tendrá un coste de 57.450 euros.

   Según ha afirmado Riera, con el proyecto, la desaladora podrá garantizar un suministro de agua de calidad y en cantidad suficiente para evitar restricciones a la población durante los próximos años.

   La reforma integral de la planta, con un plazo de ejecución de 12 meses, prevé obras por valor de 2,7 millones, como la construcción de un pozo de captación de agua, la sustitución de las tuberías y filtros de tratamiento del agua, la instalación de nuevos bastidores y bombas y la sustitución de toda la instalación eléctrica de la planta, con recuperadores de energía en todas las bombas, lo que posibilitará un ahorro energético de 60.000 euros al año, aunque la planta aumente la producción diaria. Además, se le aplicará un sistema de automatización.

   Así, el nuevo contrato otorgará a la empresa concesionaria la explotación de la planta por un periodo de 13 años y un valor de 8,8 millones y el nuevo contratista adquirirá el compromiso de mantener la infraestructura.

   La planta desaladora de Formentera es la única fuente de suministro que tiene la isla durante todo el año. Construida por el Ministerio de Medio Ambiente, comenzó a funcionar en agosto de 1995 con una capacidad de producción de 2.000 m3/día.

   En 2002, fue ampliada hasta los 4.000 m3/día. Hasta el pasado año, cuando se ejecutaron unos trabajos de emergencia, no se había invertido nada en la modernización o conservación de la planta. Estas obras han permitido que los habitantes de Formentera tengan agua de calidad y en cantidad suficiente durante los veranos de 2013 y 2014.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies