El Govern ha destinado cerca de 89 millones en ayudas a familias con mayores dependientes a su cargo

Francesc Antich y Fina Santiago
CAIB
Actualizado 16/03/2011 21:37:05 CET

PALMA DE MALLORCA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Asuntos Sociales, Promoción e Inmigración ha destinado durante esta legislatura cerca de 89 millones de euros a las ayudas económicas concedidas a 10.552 familias de Baleares que cuentan con algún miembro en situación de dependencia.

Así lo han revelado este miércoles el presidente del Govern, Francesc Antich, y la consellera del ramo, Fina Santiago, quienes, además, han remarcado que la aplicación de la Ley de Dependencia ha supuesto la creación de 1.600 nuevos puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

Antich ha señalado que el Govern ha dado prioridad al desarrollo de la Ley de la Dependencia y, en este sentido, ha manifestado que se está creando "el tercer gran pilar de las políticas de bienestar" junto a educación y salud. Además, ha calificado estos 89 millones de "inversión silenciosa" dirigida a dar calidad de vida y servicios básicos a los baleares.

Según ha dicho, Baleares partía "de cero" porque al inicio de la legislatura no se había realizado ninguna valoración "en una dinámica que habían cogido algunos gobiernos del PP, como Baleares, Madrid o Valencia, de no dar calidad de vida y servicios básicos" a los ciudadanos, ha criticado.

Así, ha hecho hincapié en el "empuje importantísimo" efectuado por Baleares en la aplicación de la Ley y ha reiterado que ya hay 10.552 familias que han recibido una ayuda.

LA CCAA CON MAYOR INCREMENTO EN DEPENDENCIA

Por su parte, Santiago ha destacado que Baleares ha sido la comunidad autónoma que más ha incrementado el presupuesto en temas de dependencia, un incremento que, además de demostrar la "apuesta" del Govern por esta materia, también refleja el "retraso importante" que tenía la comunidad.

La consellera ha indicado que el Govern financia un total de 5.262 plazas para personas dependientes en centros de día o residencias, lo que supone un pago de unos 40 millones de euros anuales. Del total, 2.942 se destina a personas mayores dependientes (lo que supone un incremento del 64% en relación al anterior Ejecutivo). Además, la Conselleria financia 2.320 plazas a personas con discapacidad (+69%).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies