El Govern entrega a Fomento el informe en el que defiene un "estatuto de singularidad" para los aeropuertos de Baleares

 

El Govern entrega a Fomento el informe en el que defiene un "estatuto de singularidad" para los aeropuertos de Baleares

Gabriel Vicens y Joana Amengual con Isaías Taboa
CAIB
Actualizado 28/12/2010 18:52:33 CET

PALMA DE MALLORCA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Medio Ambiente y Movilidad, Gabriel Vicens, ha entregado al secretario de Estado de Transporte del Ministerio de Fomento, Isaías Taboa, el informe aprobado el pasado 10 de diciembre por el Govern en el que se reclama un "estatuto de singularidad" para los aeropuertos de Baleares y se opone a la privatización o semiprivatización de los mismos, ya sea a través de regímenes concesionales a favor del sector privado o mediante cualquier otra fórmula que suponga la pérdida d la gestión pública.

Durante este encuentro, según ha informado la Conselleria de Medio Ambiente y Movilidad en un comunicado, el secretario de Estado ha manifestado a Vicens y a la directora general de Transporte Aéreo y Marítimo, Joana Amengual, que no existe "ninguna intención" de implantar un régimen concesional en los aeropuertos del archipiélago balear, tal como sí se ha anunciado para los aeródromos de Barajas y El Prat.

Por su parte, Vicens ha expresado a Taboa la "gran preocupación" que existe en las islas, respecto al anuncio hecho por el Ministerio sobre la privatización de algunos aeropuertos y, en esta línea, ha defendido la "importancia" de la cogestión y la individualización aeroportuaria para Baleares, siendo un tema "estratégico" para esta Comunidad Autónoma.

"Es necesario avanzar en este camino de descentralización y no en el tema de la titularidad de la gestión pública o privada", ha recalcado Vicens. En este sentido, según el Govern, el Ministerio de Fomento ha indicado que este tema queda "ligado al futuro desarrollo del Decreto Ley y de la constitución de la empresa que sustituirá a Aena, por lo que no ha cerrado la puerta a la futura constitución de una sociedad filial donde se podría dar entrada a las instituciones autonómicas".

Por otra parte, la Conselleria ha señalado que mientras se está a la espera del desarrollo reglamentarió de la Ley de Modernización Aeroportuària, el secretario de estado se ha comprometido con el conseller a firmar el convenio para la creación de un comité de rutas en los próximos meses.

CONCLUSIONES DEL INFORME

En el citado informe entregado a Fomento, se defiende una gestión pública de los aeropuertos de las islas por parte de las instituciones de Baleares, teniendo en cuenta, por un lado, "la condición geográfica del archipiélago y su consecuente condición de insularidad y, por otro, el condicionante de economía predominantemente turística de nuestra actividad económica global".

En concreto, el Govern exige un sistema tarifario propio (tasas aeroportuarias) o, como mínimo, una flexibilización de la política de tarifas y precios, que permita mejorar la competitividad, incentivar nuevas rutas y mercados y trabajar para la desestacionalización del producto turístico.

De este modo, el Ejecutivo defiende la "descentralización e individualización" del sistema de gestión aeroportuaria, ya que, a su juicio, este modelo permite "mejorar la competitividad y alinear la estrategia de gestión aeroportuaria con las necesidades de la economía y el transporte de cada ámbito insular y del conjunto de Baleares".

Concretamente, plantea que la gestión del aeropuerto se articule mediante una sociedad individual de gestión o sociedad filial, de modo que en el futuro Consejo de Administración estuviesen representados el Gobierno central, la sociedad estatal sustitutiva de Aena y las instituciones de Baleares.

Asimismo, propone la creación de una sociedad individual de gestión u órgano similar para cada uno de los tres aeropuertos principales de las islas, mientras que, por otra parte, plantea que el órgano de Gobierno de la sociedad individual de gestión sea el Consejo de Administración, constituido por representantes del Ejecutivo central; de la sociedad sustitutiva de Aena; del Govern; del respectivo Consell Insular; el Ayuntamiento; la Cámara de Comercio correspondiente y miembros del Consejo Asesor.

Por otra parte, el modelo del Govern contempla la creación de un Consejo Asesor constituido por representantes de los agentes económicos y sociales, que tendrá funciones asesoras y consultivas.

Además, aboga por que los temas y decisiones estratégicas que se adopten en el nuevo sistema de gestión requieran de mayorías cualificadas, refiriéndose así a los nombramientos de posiciones ejecutivas en los aeropuertos; las aprobaciones de contrataciones y ejecuciones de contratos de gasto e inversión; la aprobación y revisión de los planes directores, estratégicos o de negocio; la aprobación de concursos y adjudicaciones de contratos que sean claves para la competitividad del aeródromo y la aprobación de políticas de calidad de servicio o de gestión medioambiental.

NO SE DESCARTA LA ENTRADA DE CAPITAL PRIVADO

Vicens ya adelantó el pasado 10 de diciembre que Baleares siempre ha planteado que los sistemas aeroportuarios tendrían que ser de titularidad pública para lograr una gestión pública de calidad, aunque eso "no significa que no pueda haber representación privada, siempre y cuando se garantice que la titularidad es predominantemente pública".

En esta línea, precisó que el modelo que plantea Baleares "puede ser compatible" con el que propone el Ministerio dirigido por José Blanco, refiriéndose así a la posibilidad de privatizar el 49 por ciento de Aena.

No obstante, insistió en que Baleares quiere dejar claro ante el Ejecutivo central que la gestión de los aeropuertos de las islas debe ser pública y luego ya se estudiará si puede "entrar o no capital privado, ya que esto es algo que se puede considerar cuando se plantee concretamente el modelo".

Para argumentar la importancia de los aeropuertos para Baleares, el citado informe de la Conselleria recuerda que el 80 por ciento del PIB balear está generado por el sector servicios, en el que el turismo aporta, directa o indirectamente, cerca del 50 por ciento del PIB total del archipiélago.

Así, subraya que, aproximadamente, el 98 por ciento de los visitantes de las islas acceden al archipiélago por vía aérea, de manera que durante el pasado año, se desplazaron por vía aérea a Baleares más de 11,6 millones de turistas, tanto españoles, como extranjeros.

Además, recuerda que el Aeropuerto de Palma es rentable, ya que, de acuerdo con los datos publicados por Aena, en 2009, fue uno de los nueve aeródromos con beneficios de la red de Aena.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies