El Govern envía una carta coercitiva para evitar los encierros en los centros educativos, según la FAPA

 

El Govern envía una carta coercitiva para evitar los encierros en los centros educativos, según la FAPA

Actualizado 23/04/2013 20:51:39 CET

PALMA DE MALLORCA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Govern ha enviado una carta coercitiva para evitar los encierros en los centros educativos que tendrá lugar este jueves en contra de la reforma educativa, según han informado desde la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) de Mallorca.

En declaraciones a Europa Press, la vicepresidenta de la entidad, Cristina Conti, ha explicado que pretenden "asustar a los equipos directivos" para que no permitan los encierros, que se llevarán a cabo tras finalizar la jornada escolar.

La carta del Govern señala que las asociaciones de padres y madres "se hacen plenamente responsables" de las acciones derivadas de esta actividad ya que no encajan "con las finalidades previstas en la normativa".

Este martes, Conti ha explicado que, como contramedida, realizarán una lista de desperfectos antes de que comiencen las actividades del jueves 25 para que no les puedan atribuir deteriores que ya existían antes de la jornada de encierro.

Así, ha explicado que la respuesta de los directores ha sido "muy positiva" porque "comprenden a las familias y conocen los objetivos de los encierros", que "no es otro que hablar sobre educación".

Cabe destacar que la cifra de adheridos a esta iniciativa ha aumentado este martes a 97 centros, que celebrarán esta acción bajo el lema 'No paguemos su deuda con nuestra educación' para debatir sobre temas como la Lomce, la Ley de convivencia, la Ley de símbolos y el Decreto de tratamiento de lenguas.

DETERMINAR ACTIVIDADES Y SU RIESGO

En la carta remitida por la Conselleria de Cultura, Educación y Universidades este lunes por la tarde, se especifica que debido a que se prevén una serie de "actividades completamente indeterminadas" se considera "esencial" que la autorización para el uso de los centros "determine exactamente cuáles serán tales actividades" y el "nivel de riesgo que puedan comportar".

Así, la misiva del Ejecutivo autonómico establece que las Apimas "serán las responsables de dichas actividades" aunque la responsabilidad se podrá compartir con la dirección del centro "si se ha comunicado y su realización ha sido consentida".

Desde la FAPA han señalado que uno de los objetivos del encierro, tal como se estableció en la primera acción del 28 de noviembre (28N), es "consolidar" una comunidad educativa que "permita establecer un espacio de comunicación entre todos, para conocer, debatir y decidir, ahora y en el futuro, qué centro educativo" quieren.

En un comunicado, han lamentado el envío de la carta y han señalado que la Conselleria en vez de estar "satisfecha por la implicación de toda la comunidad educativa, no haga más que poner todas las trampas posibles a nuestras acciones".

"No nos cuadra que alguien que está al servicio de la ciudadanía y que está de paso en su responsabilidad ignore el respeto, que tanto predica, hacia la comunidad educativa y en especial hacia las Apima", han añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies