El Govern pagará al Ayuntamiento de Palma los 40 millones de deuda tras ampliar el plan de pago a proveedores

Julio Martínez
AYUNTAMIENTO DE PALMA
Actualizado 15/07/2013 20:19:10 CET

PALMA DE MALLORCA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Govern pagará al Ayuntamiento de Palma los alrededor de 40 millones de deuda tras ampliar el plan de pago a proveedores aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 28 de junio, de manera que se eliminará toda la deuda no tributaria de la comunidad autónoma con el Consistorio.

Según ha informado en una rueda de prensa el teniente de alcalde de Economía, Hacienda e Innovación, Julio Martínez, esta deuda no será pagada directamente al Ayuntamiento, sino que será el Consistorio quien enviará una lista de proveedores al Govern con los que tienen pendientes pagos, hasta el día 31 de mayo.

De esta manera, Martínez ha explicado que el Govern pagará directamente a los proveedores que se adhieran a este plan de pago de forma voluntaria con el requisito de que renuncien a los intereses de demora. Con ello, el teniente de alcalde ha recalcado que se pretende reducir progresivamente los plazos de pago, que actualmente se sitúan en cuatro o cinco meses, hasta dos meses en enero de 2015.

En ese sentido ha afirmado que Tirme es la empresa a la que más deben y ha añadido que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, pretende que llegue el momento en el que los plazos de pago se demoren tan sólo un mes, aunque Martínez ha señalado que con una demora de 60 días ya sería un buen dato y que los proveedores "ya están contentos" si se les paga en 90 días.

Martínez ha valorado muy positivamente esta medida, aunque ha explicado que "supondrá un esfuerzo para el municipio", puesto que aumentará la deuda financiera. Ésta, actualmente, no la asumía el Consistorio directamente, sino que lo hacían las entidades, que pedían a los bancos el avance del dinero que después la institución municipal les devolvía.

Así, Martínez ha expresado que este plan es una buena noticia para las entidades, puesto que con él, Cort cambiará "deuda comercial por deuda bancaria" para poder pagar antes a los proveedores. No obstante, este sistema es exclusivamente de tesorería, no de financiación presupuestaria, por lo que no creará déficit.

Por otra parte, el teniente de alcalde ha afirmado que gran parte de esta deuda de alrededor de 40 millones de euros procede del anterior Ejecutivo, liderado por Francesc Antich, cosa que ha tildado de "irresponsabilidad". Así, con el cambio de gobierno, ha añadido que su equipo prefirió reclamar los pagos de la deuda antigua que pedir el dinero derivado de la compensación de la ley de capitalidad, de manera que, en dos años, se ha eliminado por completo esta deuda, ha concluido.

En este sentido, el teniente de alcalde de Economía, Hacienda e Innovación ha querido "agradecer al presidente del Govern, José Ramón Bauzá, y al conseller de Hacienda y Presupuestos, José Vicente Marí, la voluntad política de eliminar la deuda de la comunidad autónoma con el Ayuntamiento de Palma, que viene del año 2008, ya que han sido ellos los que han negociado directamente con el Ministerio de Hacienda la inclusión de esta deuda" en el plan de pago a proveedores.

TERRENOS EXPROPIADOS

Aún así, la ampliación del plan de pago a proveedores, no soluciona el "problema de las expropiaciones", derivado de la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana, ya que se trata de un mecanismo "estrictamente de tesorería que no permite incluir todo aquello que no haya sido presupuestado por la institución".

El teniente de alcalde ha mantenido su compromiso con los propietarios expropiados para "pactar un calendario de pagos que permita al Ayuntamiento asumir este gasto poco a poco".

En este sentido, ha recordado que, por parte de propietarios expropiados, se reclama al Consistorio una deuda por valor de 85 millones de euros a través de los juzgados. No obstante, Martínez ha querido recalcar que no quiere decir que vayan a tener que pagar la cantidad íntegra, aunque por el momento varias sentencias han dictado que debe 26 millones a diferentes familias.

Mientras, ha agregado, el Ayuntamiento continuará negociando la propuesta de refinanciación de la institución, que, según ha asegurado, "muy probablemente supondrá una modificación de las condiciones financieras y, por tanto, un mayor gasto". Según Martínez, a pesar de las afirmaciones de la oposición, la situación económica sigue siendo "comprometida" y los 8 millones procedentes de la refinanciación se destinarán a pagos de carácter urgente y para "tapar agujeros".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies