El Govern reclama a Fomento un "estatuto de singularidad" para los aeropuertos de Baleares y se opone a su privatización

Actualizado 10/12/2010 14:05:12 CET

El Ejecutivo decidirá si entra o no capital privado en los aeródromos, una vez se defina un modelo de gestión público

PALMA DE MALLORCA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Govern remitirá de manera urgente un informe al Ministerio de Fomento en el que le reclama un "estatuto de singularidad" para los aeropuertos de Baleares y se opone a la privatización o semiprivatización de los mismos, ya sea a través de régimenes concesionales a favor del sector privado, tal como ha anunciado el Ejecutivo central para determinados aeródromos, o mediante cualquier otra fórmula que suponga la pérdida de la gestión pública.

Tras la reunión del Consell de Govern, el conseller de Medio Ambiente y Movilidad, Gabriel Vicens, ha explicado que en el citado informe, se defiende una gestión pública de los aeropuertos de las islas por parte de las instituciones de Baleares, teniendo en cuenta, por un lado, "la condición geográfica del archipiélago y su consecuente condición de insularidad y, por otro, el condicionante de economía predominantemente turística de nuestra actividad económica global".

En concreto, el Govern exige un sistema tarifario propio (tasas aeroportuarias) o, como mínimo, una flexibilización de la política de tarifas y precios, que permita "mejorar la competitividad, incentivar nuevas rutas y mercados y trabajar para la desestacionalización del producto turístico".

De este modo, Vicens ha recalcado que el Govern defiende la "descentralización e individualización" del sistema de gestión aeroportuaria, ya que, a su juicio, este modelo permite "mejorar la competitividad y alinear la estrategia de gestión aeroportuaria con las necesidades de la economía y el transporte de cada ámbito insular y del conjunto de Baleares".

Concretamente, la gestión del aeropuerto se articulará mediante una sociedad individual de gestión o sociedad filial, de modo que en el futuro Consejo de Administración estarán representados el Gobierno central, la sociedad estatal sustitutiva de Aena y las instituciones de Baleares.

"Baleares siempre ha planteado que los sistemas aeroportuarios tendrían que ser de titularidad pública para lograr una gestión pública de calidad, aunque eso no significa que no pueda haber representación privada, siempre y cuando se garantice que la titularidad es predominantemente pública", ha sostenido.

En esta línea, ha asegurado que el modelo que plantea Baleares "puede ser compatible" con el que propone el Ministerio dirigido por José Blanco, refiriéndose así a la posibilidad de privatizar el 49 por ciento de Aena. "No tiene nada que ver, porque una cosa es la sociedad matriz y otra el modelo de gestión de los aeropuertos", ha precisado.

No obstante, ha insistido en que Baleares quiere dejar claro ante el Ejecutivo central que la gestión de los aeropuertos de las islas debe ser pública y luego ya se estudiará si puede "entrar o no capital privado, ya que esto es algo que se puede considerar cuando se plantee concretamente el modelo".

Por otra parte, ha remarcado que el modelo que defiende el Govern es "similar" al que plantea Canarias, si bien, en principio, cada Comunidad Autónoma va a plantear su propio sistema de gestión al Ministerio de Fomento, a pesar de que, en un principio, no se descartaba la posibilidad de que ambos territorios presentaran un documento conjunto para hacer fuerza ante el Gobierno.

"En principio, el planteamiento global de Canarias es el mismo que Baleares, si bien esa Comunidad hará lo que tenga que hacer y defenderá su propio nivel de gestión", ha aseverado, al tiempo que ha explicado que el Govern propone a Fomento

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies