Grosske dice que ganará el recurso contra el derribo de Son Banya y aboga por "echar" a los vecinos "con BMW y Ferrari"

Actualizado 26/01/2011 16:17:16 CET

PALMA DE MALLORCA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El regidor de Bienestar Social, Eberhard Grosske, ha mostrado su "seguridad" de que el Ayuntamiento de Palma ganará el recurso que los vecinos de Son Banya han interpuesto contra el derribo de sus viviendas en este poblado palmesano y que ha paralizado todo el proceso para desmantelar esta zona. En esta línea, ha indicado que los vecinos que han presentado este recurso judicial "no cumplen las condiciones para estar en Son Banya en la medida que tienen recursos económicos".

Tras colocar la primera piedra del proyecto de rehabilitación del barrio de Camp Redó, Grosske ha respondido así a la concentración que 70 vecinos de Son Banya han llevado a cabo esta mañana frente al Ayuntamiento de Palma para rechazar el derribo del 85 por ciento de las 90 casas de este barrio, lo que afectará a entre 35 y 40 familias a las que el Consistorio les ha ofrecido una vivienda en alquiler con opción a compra en otra zona de la capital balear.

El regidor ha remarcado que los Estatutos aprobados cuando se creó Son Banya, establecen "claramente" que esta zona iba destinada a gente sin recursos económicos, por lo que, según ha asegurado, aquellas personas que "van en BMW, Lexus y Ferraris no deben estar y no tienen derecho a estar" en este poblado. En este sentido, ha advertido a estos vecinos de que el Consistorio les "echará fuera".

Así, ha subrayado que el Ayuntamiento está haciendo en Son Banya lo que "todos decían que se tenía que hacer, pero que nadie hacía". Para Grosske, cuando se creó este poblado, hubo una idea "bien intencionada, aunque muy equivocada", ya que el objetivo era trasladar a aquellas personas que vivían en "barracas aisladas de cartón a otras barracas un poco más decentes".

Grosske ha señalado que esto se hizo en muchos lugares de España, algo que, según ha insistido, fue una "pésima idea", porque "en todos lados ha pasado lo mismo", teniendo en cuenta que "estos guetos se han convertido en santuarios de la droga".

VECINOS "INDIGNADOS"

Por su parte, un portavoz de los vecinos Miguel Ángel Heredia ha dicho esta mañana que los residentes de Son Banya están "indignados", debido a que, a su juicio, no son los medios más adecuados "tirar un pueblo entero jugando con los sentimientos de las familias y tratándonos de lo peor de lo peor, como si fuéramos delincuentes, narcotraficantes y terroristas".

"Estamos cansados de que Grosske nos trate así y de que no dé la cara nunca", ha recalcado Heredia, quien ha manifestado que no sólo en Son Banya hay droga y redadas contra narcotraficantes, sino que "también hay en otros barrios de Palma", por lo que ha insistido en que los vecinos están "cansados de ser el punto negro de todo lo malo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies