Guanyem Sant Josep pide "diálogo" y "valentía" en el nuevo modelo de gestión de playas, con medidas a "largo plazo"

Publicado 21/12/2017 10:54:12CET

IBIZA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) - -

La formación Guanyem Sant Josep (Ibiza) ha solicitado "diálogo" y "valentía" para lograr un nuevo modelo de gestión en las playas del municipio. Según han dicho, celebran la "voluntad de reducción y eliminación" de elementos en las playas, pero son necesarias medidas "valientes y a largo plazo".

El grupo municipal ha reiterado que valora de manera positiva que el Ayuntamiento vaya a reducir en las playas el número de elementos con la redacción del nuevo pliego para la explotación de lotes. Guanyem ya propuso una serie de medidas para cambiar el modelo de gestión a comienzos de legislatura en la misma línea que el presentado por el equipo de gobierno.

Así, para Guanyem es "una buena noticia" ver que, al contrario que lo sucedido en 2015, la concejala actual "esté haciendo muy buen trabajo y agradecemos la predisposición al diálogo, con lo que llegaremos seguro a acuerdos positivos para todos los ciudadanos".

El partido ha pedido un "debate riguroso y valiente" a la hora de sentar las bases para ese nuevo modelo de gestión. Un debate que "busque el consenso no sólo institucional sino también de los diferentes agentes sociales preocupados por las agresiones que sufre nuestro territorio y los derechos de los residentes".

Asimismo, han considerado que el estudio de carga en las playas pone de manifiesto que se necesitan "cambios de fondo para evitar abusos", aunque el criterio técnico o económico no debería ser el único a tener en cuenta. "Consideramos imperativo tener en cuenta criterios sociales y medioambientales y por ello es
imprescindible una decisión política y una visión a largo plazo", han dicho.

Guanyem ha recordado que se comprueba, año tras año, que en espacios emblemáticos como el Parque Natural de Ses Salines proliferan 'beach clubs' y locales "impropios" de estos espacios y playas naturales. Así, el nuevo modelo de gestión debe ser "capaz de frenar la masificación y destrucción del litoral al tiempo que garantizar el derecho de todas las personas a disfrutar de nuestro patrimonio natural".