Un helicóptero de la DGT realizará este verano vuelos diarios de mañana y tarde para reducir accidentes en Baleares

Helicóptero de la DGT destinado a Baleares este verano
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN BALEARES
Publicado 11/07/2017 16:47:15CET

PALMA DE MALLORCA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un helicóptero de la DGT desplazado a Baleares realizará durante este verano vuelos diarios en vigilancias de tráfico de mañana y tarde desde la Base Militar de Son Sant Joan para reducir la accidentalidad.

La delegada del Gobierno en Baleares, Maria Salom, y la jefa provincial de la Dirección General de Tráfico en las Islas, Cristina Gago, han presentado este martes el helicóptero de la DGT desplazado al archipiélago cuyo objetivo principal es "evitar accidentes", según ha destacado Salom.

Este helicóptero, del Ministerio del Interior, cuenta con una cámara giroestabilizada capaz de detectar todo tipo de infracciones -distracciones, superación de líneas continuas, adelantamientos indebidos, incorrecta distancia de seguridad, incorrecto uso de dispositivos de retención, uso de móviles al volante...- y un cinemómetro aéreo -el 'Sistema Pegasus'- mediante el cual pueden detectarse excesos de velocidad.

Desde la Delegación del Gobierno han explicado que el helicóptero dispondrá de un "elevado radio de acción" que "facilitará una amplia cobertura" de la red de carreteras insulares, tanto autopistas como carreteras secundarias, con la intención de "persuadir y evitar que la gente se salte las normas".

"Es preventivo y a la vez sancionador. Lo que pretendemos es evitar accidentes", ha apuntado la delegada.

De este modo, la DGT prevé realizar un seguimiento de los vehículos controlados desde una elevada altura y distancia, sin que los conductores puedan advertir su presencia. "Hemos querido que la gente sepa que está en Mallorca y que se debe conducir cumpliendo las normas. El Gobierno se preocupa de que el helicóptero venga aquí, que lo sepan los conductores y sean lo más precavidos posible", ha enfatizado Salom.

EFECTO DISUASORIO

La delegada ha añadido que la presentación de este martes va precisamente encaminada a conseguir un efecto disuasorio. Según los datos que ha facilitado Salom, desde enero 26 personas han fallecido la vida en accidentes de tráfico en Baleares, una más que en el mismo periodo de 2016. De estos 26 fallecidos, 18 perdieron la vida en carreteras interurbanas y ocho en vías urbanas.

Por ello, Salom ha destacado que reducir la siniestralidad es su "principal preocupación", en especial "teniendo en cuenta la gran cantidad de coches que circulan" por las carreteras de Baleares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies