Los hogares baleares gastaron alrededor de 1.470 millones de euros en productos envasados de gran consumo en 2013

Publicado 24/04/2014 14:08:50CET

PALMA DE MALLORCA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los hogares baleares gastaron alrededor de 1.470 millones de euros en productos envasados de gran consumo durante el 2013, un 3,1 por ciento más que en el año anterior, según se desprende del primer estudio Nielsen 360º, que analiza las ventas recogidas en el panel de detallistas, las compras de hogares, así como los cambios en el comportamiento de compra en el consumidor.

Así, los baleares concentraron el 3 por ciento de las ventas de gran consumo que se realizaron en España en 2013, una cifra que representa algo más de 1.470 millones de euros en productos de alimentación envasada, bebidas, cuidado del hogar, higiene personal y belleza.

En términos nacionales los españoles compraron productos de gran consumo por valor de 49.052 millones de euros (exceptuando frescos), convirtiendo a esta industria en palanca de la recuperación económica. En conjunto, los españoles compraron menor cantidad de producto (-0,9%), a un precio ligeramente superior (+0,2%).

Además, el precio medio de la cesta de la compra se encareció un 1,1 por ciento de media en España por lo que los hogares recurrieron a la búsqueda de promociones o a la propia marca de la distribución, que en Baleares alcanzó el pasado año una cuota del 42%, cuatro puntos por encima de la media nacional (38%). La concentración de estos productos en los lineales de los establecimientos comerciales baleares creció durante los doce meses del año pasado 0,5 puntos, frente al casi un punto que lo hizo en España.

Según el director general de Nielsen para España y Portugal, Gustavo Núñez, "las familias baleares han realizado en estos últimos años un gran esfuerzo por apretarse al cinturón, lo que se traduce en nuevos hábitos de consumo como la planificación de las compras 'lista en mano', la comparativa de ofertas entre establecimientos o el cambio a nuevas marcas más económicas. En definitiva, una actitud de ahorro orientada a una compra más racional que a todas luces perdurará una vez superadas las estrecheces económicas".

Para realizar sus compras los baleares utilizaron alguno de los 653 establecimientos comerciales existentes en el archipiélago - el 1 por ciento del total nacional- a los que ahora acuden las familias más veces que antes de la crisis para ajustar su presupuesto para productos básicos del hogar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies