Los hogares de Baleares han reducido su presupuesto familiar un 156,8% desde que comenzó la crisis, según Afi-Agett

Actualizado 14/11/2011 14:34:01 CET

PALMA DE MALLORCA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El gasto medio de los hogares de Baleares ha descendido un 15,8% desde que comenzó la actual crisis económica, al situarse en una tasa de 29.554 euros en 2010, según el análisis efectuado por Afi-Agett sobre la Encuesta de Presupuestos Familiares.

Con ello, el archipiélago se coloca como la tercera comunidad autónoma cuyos hogares más han visto reducir su presupuesto familiar desde el año 2007 y se coloca "muy por encima" de la caída media registrada en el conjunto del país (-6,9%).

Por otro lado, las familias de las islas dedican un 32,2% de su gasto a sufragar los costes derivados de la vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, colocándose como la segunda autonomía con mayor porcentaje de gasto dedicado a esta partida.

Además, los hogares de Baleares gastan el 16% del total de sus gastos en educación, lo que implica que es la cuarta comunidad con menor porcentaje de presupuesto dedicado a este área.

Por autonomías, las familias de Canarias, Murcia y Baleares son las que más han reducido sus gastos desde que comenzó la crisis, con descensos del 16,9, 16 y 15,9 por ciento, respectivamente, en gasto medio por hogar. En contra de la tendencia nacional, la única comunidad que ha incrementado su presupuesto familiar durante los años de la crisis ha sido Asturias, con un aumento del 7,8 por ciento.

Las comunidades que presentan un gasto medio por hogar más elevado son Madrid (35.353 euros en 2010), Navarra (34.623 euros) y País Vasco (33.868 euros), frente a Extremadura (24.664 euros), Canarias (24.717 euros) y Castilla y León (26.320 euros), que tienen los menores niveles de gasto.

A nivel general, Afi-Agett sostiene que la economía española seguirá destruyendo empleo en los próximos meses, hasta sufrir un retroceso del 2,7% en tasa interanual en el mes de enero, lo que supondrá un nuevo mínimo, de 17,7 millones de trabajadores, que hará que la ocupación registre su nivel más bajo desde el segundo trimestre de 2004.

El ajuste del empleo está empezando a recaer en aquellos colectivos que estaban sorteando la crisis de una manera relativamente buena, como los asalariados públicos y el personal doméstico, lo que, según Afi y Agett, "apunta a un claro riesgo de asistir a una nueva recaída de la ocupación en los próximos trimestres".

Afi y Agett advierten de que la situación es muy preocupante en lo que respecta al número de desplazados del mercado laboral, grupo constituido por los parados, los inactivos desanimados y los parciales involuntarios. Este colectivo se encuentra en máximos, cerca de los 6,7 millones de individuos, con un crecimiento del 8,1% interanual.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies