Un imputado afirma que estuvo contratado por Vídeo U "sin saberlo" convencido de que trabajaba para el Consell

 

Un imputado afirma que estuvo contratado por Vídeo U "sin saberlo" convencido de que trabajaba para el Consell

Actualizado 24/11/2010 17:14:49 CET

PALMA DE MALLORCA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

"Estuve contratado por Vídeo U sin saberlo, convencido de que trabajaba para el Consell". Así de contundente se ha mostrado ante el juez un ex afiliado de UM e imputado en una pieza separada del caso Maquillaje, Carlos Casado, quien ha relatado haber estado en nómina tanto de esta productora, presuntamente vinculada a la formación nacionalista, como de la empresa Ambbit Digital, pese a no haber realizado nunca labor alguna en ellas.

Tal y como ha manifestado ante el juez instructor de la causa, Juan Ignacio Lope Sola, el fiscal Juan Carrau y los abogados personados en el caso, su trabajo estaba destinado a dar a conocer las actividades del Consell mediante actos y folletos, además de transmitir a los trabajadores las instrucciones del entonces director insular de Proyectos, Mateu Cañellas, quien, según su declaración, fue la persona que le entrevistó para su contratación en la Institución Insular.

"Fue quien me dijo que tenía que hacer de puente entre él y los trabajadores", ha manifestado el encausado, quien ha explicado que recibió un par de nóminas de Ambbit pese que no le dio "importancia" ni le "extrañó" que fuera ésta la entidad pagadora ya que no sabía que era una empresa privada y "estaba convencido de que trabajaba para el Consell".

Sin embargo, fue a la finalización del contrato cuando le entregaron un sobre con todas las nóminas no firmadas y un contrato con Vídeo U con una firma "que no es la mía" y que le falsificaron, tal y como ha aseverado. "No tuve constancia de estar en Vídeo U y tampoco me fijé si me pagaba esta empresa", que de acuerdo a las investigaciones estaba controlada al cincuenta por ciento por la ex presidenta del Consell, Maria Antònia Munar, y por el ex vicepresidente insular Miquel Nadal a través de sus presuntos testaferros. La empresa se benefició de más de cuatro millones de euros públicos durante la pasada legislatura mientras Nadal y Munar ocupaban sus respectivos cargos en el Consell de Mallorca.

El encausado, asistido por Patricia Pizà, ha recordado que el sobre se lo dieron en mayo de 2007, coincidiendo con las elecciones autonómicas y municipales, cuando estaba trabajando en el Consell. Asimismo, ha señalado que fue interventor en los comicios después de que Cañellas le comentase que buscaba este tipo de colaboradores.

Su vinculación con Cañellas no finalizó ahí ya que en agosto de 2007, el ya conseller de Juventud y Deportes del Govern le llamó para contratarle en Illesport, donde cobraba unos 2.000 euros, mientras que también le proporcionó un puesto de gerente administrativo del consorcio Escola Balear de l'Esport, donde trabaja en la actualidad. "Nunca he firmado ningún contrato con el Consell ni tampoco he recibido dinero alguno de la Institución", ha justificado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies