Un informe llama la atención sobre la "preocupante" tasa de escolaridad de jóvenes entre 16 y 18 años en Baleares

Actualizado 10/07/2010 17:06:11 CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El informe 'Fracaso y abandono escolar en España' de la Fundación La Caixa llama la atención sobre la "preocupante" posición de Baleares en lo relativo a la tasa de escolaridad neta de jóvenes entre 16 y 18 años, con tan sólo un 78,5%, la más baja del país a nueve puntos porcentuales por debajo de la media nacional.

No obstante, el informe apunta que una de las claves que hace de Baleares un "escenario privilegiado del fracaso o abandono escolar no es, desde luego, la peor calidad de su escuela sino las mejores o aparente mejores oportunidades fuera de ella", en referencia a la actividad económica o laboral de las islas.

Este informe, basado en datos del curso escolar 2006-2007, refleja que un 32,4% de los alumnos sale sin título tras concluir la ESO, sólo superada en ese aspecto por la ciudad autónoma de Ceuta. Además, la tasa bruta de alumnos que se gradúa en la ESO ha descendido un 2,9% entre 1999 y 2006.

El estudio revela que según los datos recopilados en el curso 2006-2007, Baleares contaba con un 23,3% de su alumnado con retrasos acumulados en educación primaria, es decir, que no cumplen los cursos de forma idónea con la edad que tienen.

En este caso, el porcentaje es superior en el caso de los barones con un 27,6% mientras que en las mujeres baja al 18,6%, lo que arroja un diferencial del 9% entre hombres y mujeres. En este aspecto, la comunidad contaba con la mayor proporción de alumnos con retrasos del país.

De hecho, el estudio de la Fundación La Caixa recoge que sólo el 52,2% de los alumnos de Baleares durante el curso 2006-2007 alcanzaron 4º de la ESO a la edad de 15 años, una de las tasas más bajas del país.

De nuevo en lo relativo al Bachillerato, se destaca que 71,3% de los alumnos en Baleares promocionó curso en la primera etapa, un porcentaje que cae hasta el 69,6% si se habla del segundo curso de bachillerato. Además, la evolución entre 1990 y 2006 refleja una caída del 1,2% de los alumnos que finalizan la etapa del bachillerato.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies