Greenpeace asegura que el "abandono" de las energías renovables es "especialmente trágico" en Baleares

Actualizado 11/03/2008 15:10:56 CET

La organización ecologista propone al Govern que estudie la viabilidad de apostar sólo por las energías renovables

PALMA DE MALLORCA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La organización ecologista internacional Greenpeace aseguró que el "abandono" de la promoción de las energías renovables y la puesta en marcha de recursos relacionados con ellas es "especialmente trágico" en el caso de las Illes Balears, que se encuentran "mucho más atrás todavía" en su desarrollo que el resto de España, donde ya empiezan a ser consideradas una alternativa real.

Así lo manifestó hoy el técnico de esta entidad José Luis García Ortega, quien presentó en la sede central de 'Sa Nostra' en Palma el estudio 'Energías renovables: solución clave frente al cambio climático', en el que se recogen todos los datos necesarios para avalar un cambio de modelo energético en favor de recursos obtenidos, principalmente, a partir de la luz solar y los vientos.

Según expuso durante su intervención, en el marco de las jornadas 'Energía solar y eólica. Un impulso para su implantación en las Illes Balears', que inauguró a las 10.00 horas de hoy la consellera de Comercio, Industria y Energía, Francesca Vives, y que se prolongan hasta mañana miércoles, lo "más importante" es conseguir reducir el coste del kilovatio/hora de electricidad.

Concretamente, en los modelos que Greenpeace desarrolló en el estudio presentado hoy, en el año 2050 ese valor --que equivale a la energía desarrollada por una potencia de un kilovatio durante una hora-- podría estar, en el caso de la península, entre los 2,5 y los 4,5 céntimos de euros, o, lo que es lo mismo, "muy por debajo" de los 6 céntimos de euros que paga el consumidor actualmente, según apuntó el ecologista.

En su intervención, el ecologista propuso al Govern balear, ante un auditorio de 200 asistentes de los sectores públicos y privado y, en nombre de Greenpeace, el "reto" de estudiar "en serio" la viabilidad de apostar por las energías renovables, con el objetivo de emplear únicamente estos recursos dentro de cuatro décadas, cuando espera que sea obsoleta la obtención de electricidad a partir de hidrocarburos.

Para ello, recomendó que los técnicos de la Comunidad Autónoma utilicen la "metodología" del estudio realizado por la entidad ecologista y, con ello, "acometan este tipo de análisis" para, en primer lugar, "identificar cual es el potencial de las energías renovables" en Baleares, así como la "viabilidad técnica y económica" de adoptar un sistema de estas características en las islas.

EVALUAR COSTES Y REDES DE DISTRIBUCIÓN

Según José Luis García Ortega, el Govern debe evaluar su coste y la cantidad de suministro necesarios, así como valorar "todas las posibilidades" energéticas, entre las que destacó optar por mantener las dos redes de distribución actuales --Mallorca-Menorca e Ibiza-Formentera--, o bien establecer una para todo el archipiélago, o bien conectarse a la península.

Además, el especialista de Greenpeace consideró que, una vez realizado el análisis, sería necesario "marcar objetivos a largo plazo", así como establecer los periodos en que se deben alcanzar y, a continuación, "planificar" el itinerario a seguir y, al mismo tiempo, "identificar y eliminar las barreras que dificulten asumirlos", indicó.

Sintetizando su exposición, García Ortega aludió a la paradoja de que, mientras las energías obtenidas por la quema de combustibles fósiles tienden a encarecerse, por la cada vez mayor escasez de estos recursos, las renovables, que parten de un coste elevado "porque se han utilizado muy poco", llegarán a resultar la "opción más económica" en el futuro.-

PROPUESTA "HIPERAMBICIOSA"

Por su parte, el jefe del departamento de Coordinación y Apoyo a las Renovables del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Luis Ciro, consideró que la propuesta realizada por Greenpeace es "híperambiciosa", y, aunque puntualizó que "ojalá sea así", razonó que la implantación de las tecnologías requiere de plazos más amplios.

Ciro afirmó que el IDAE "no va a poner un techo" o fecha límite, pero señaló que la energía del futuro debe ser, además de renovable, fácil de obtener con costes "competitivos" y, a este respecto, descartó pagar precios muy elevados de kilovatio/hora y se mostró partidario de combinar el desarrollo tecnológico con el apoyo a las energías limpias.

En parecidos términos se expresó el representante de la compañía eléctrica GESA-Endesa, Martí Ribas, quien consideró "positiva" toda difusión que se realice de las energías renovables, ya que la firma apuesta por la "eficiencia energética", tanto mediante el desarrollo de proyectos propios como colaborando con sus clientes en la adaptación de sus instalaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies