Un inspector de Cort, a otro: "Ve con cuidado con el informe que haces porque el negocio es de Cursach"

Contador
Juzgados Vía Alemania
EUROPA PRESS
Publicado 13/10/2017 12:29:57CET

PALMA DE MALLORCA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un trabajador del Ayuntamiento de Palma asegura que un inspector compañero suyo le advirtió, antes de ir a hacer una inspección en MegaSport, de que tuviera "cuidado" con el informe que hiciera porque el negocio era de Bartolomé Cursach.

"Ve con cuidado con el informe que haces porque el negocio es de Cursach", es la transcripción literal de la frase que el testigo aportó en su declaración judicial.

De esta manera, también se relata que mientras estaba a cargo de la zona del Megapark, recibió tres cestas de lotes navideños -con tarjetas del Grupo Cursach- que tenían como objetivo "comprarle" para que o no hiciera inspecciones de los locales o que estas no fueran negativas.

Por otro lado, otra inspectora, a la que se le encargó la inspección del MegArena, y que llevaba un mes en el cargo, expuso que no sabía si podría realizar bien ese trabajo al que calificó como "marrón". Cuando se puso en contacto con sus compañeros para ver si le acompañaban, estos se desentendieron por tratarse -repiten sus compañeros- "de un marrón".

Además, reconoció que tenía "miedo, como todos sus compañeros a los asuntos que se referían al Grupo Cursach" y que, de hecho, según sus declaraciones, a los "demás inspeccionados" no se les preavisaba "de las inspecciones".

"EL 90% ERAN PROSTITUTAS"

Por otro lado, en el sumario también se recoge las declaraciones de un testigo protegido que aseguró que una vez cuando subió a la zona VIP de Tito's como invitado -tras haber estado trabajando cinco años en la discoteca- "el 90% de la clientela de la segunda planta -donde se encuentra la zona VIP- eran prostitutas".

Así aparece en las transcripciones recogidas en el sumario en las que el testigo detalla que estando en la planta VIP de dicha discoteca le ofrecieron "un barato" por "400 euros" y que aunque no las conocía sí sabía de qué trabajaban, "tras cinco años en esa discoteca".

"Están todas de los países del Este y están ahí a lo que están, solitas, y nada más ven a un tío adinerado, van, porque eso lo he visto yo el día que entré", asegura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies