Iscomar lleva por error a catorce 'boy scouts' mallorquines a Valencia en vez de a Barcelona

Actualizado 31/07/2006 16:49:02 CET

La naviera no advirtió el verdadero destino de los excursionistas a pesar de que comprobó los pasajes en dos ocasiones

PALMA DE MALLORCA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de catorce 'boy scouts' de doce años, que debía partir en barco de Palma con dirección a Barcelona para participar en unos campamentos de verano, fue conducido por error al puerto de Valencia después de que los responsables de la compañía Iscomar, que debían comprobar los pasajes, no advirtieran en dos ocasiones que el destino de los jóvenes era en realidad la Ciudad Condal.

Según explicó a Europa Press el responsable de la Agrupación San José Obrero de Palma, Jordi Pizà, el pasado 18 de julio la unidad de 'boy scouts' de 'Rangers' y 'Esplets' llegó hacia las 10:30 horas a la terminal de Acciona del puerto de Palma, donde los empleados de Iscomar cometieron el primer error al no comprobar acertadamente que los jóvenes se dirigían a Barcelona.

A partir de ahí, el grupo fue acomodado en un autocar que les trasladó al Dique del Oeste, una zona restringida a la que sólo acceden los usuarios que préviamente han pasado el control de pasaje rutinario.

Sin embargo, pese a que los jóvenes volvieron a mostrar al personal autorizado sus billetes, donde figuraba claramente su destino hacia Barcelona, el grupo fue embarcado en una naviera con dirección a Valencia, adonde llegaron hacia las 24:00 horas.

Según explicó Pizà, los dos monitores que acompañaron a los niños se dieron cuenta a medio camino del grave error, cuando se les informó por casualidad de que el barco se dirigía a Valencia, tras lo cual se pusieron "de inmediato" en contacto con la dirección de la tripulación, que, al principio, "se mostró reticente a reconocer su responsabilidad sobre lo ocurrido", aseguró.

"Iscomar no aceptó al principio su tropiezo", explicó Pizà, que agregó que al final la naviera aceptó correr con los gastos derivados del traslado de los jóvenes a Barcelona.

HAMBRE Y SUEÑO

Así, los niños llegaron somnolientos a la capital de la Comunidad Valenciana hacia las 22:30 horas, donde la compañía no les ofreció alimento en condiciones, pese a que hacía más de dos horas que los jóvenes debían estar en Barcelona, donde estaba previsto que tomaran un tren. Los niños, que vivieron lo sucedido como una "aventura más", apuntó Pizà, comieron sólo un sandwich durante todo el tiempo que duró el periplo.

Finalmente, explicó el responsable, la compañía puso a disposición de la agrupación mallorquina un autocar con dirección a Barcelona, un trayecto que ascendió a 300 euros y que sufragó en su totalidad Iscomar. Los jóvenes llegaron a la Ciudad Condal hacia las 05:00 horas, casi diez horas más tarde de lo previsto, donde tomaron finalmente un tren con destino Vic.

"Los niños se perdieron las primeras actividades organizadas en Muntanyola (Vic), aunque se sumaron al día siguiente", comentó Pizà, quien explicó que los padres no fueron informados de lo sucedido hasta que el colectivo llegó al campamento "para ahorrarles un nerviosismo injustificado", puntualizó. "Sólo dos padres se molestaron por no haber tenido conocimiento de que sus hijos fueron conducidos a Valencia, pero al final todo quedó en una anécdota", afirmó Pizà.

QUEJA FORMAL

La agrupación escolta San José Obrero presentará una queja formal los próximos días a la compañía naviera para denunciar lo sucedido, aunque, según indicó su máximo responsable, al final todo se resolvió de forma "satisfactoria" y confió en que en los siguientes trayectos que tiene contratados con la compañía no ocurra nada parecido. "Nunca había sucedido antes, por lo que creemos que fue un despiste", concluyó.