Los jubilados del Ib-Salut ponen fin a su encierro tras la "voluntad política" de Bauzá de solucionar el conflicto

 

Los jubilados del Ib-Salut ponen fin a su encierro tras la "voluntad política" de Bauzá de solucionar el conflicto

José Ramón Bauzá se reúne con los jubilados del Ib-Salut
CAIB
Actualizado 30/10/2012 16:10:47 CET

PALMA DE MALLORCA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los jubilados del Ib-Salut han puesto este martes fin a su encierro indefinido que habían iniciado hace una semana en la sede de este ente, en la calle Reina Esclaramunda de Palma, después de la "voluntad política" mostrada por el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, para solucionar la problemática surgida tras la supresión, a partir del 1 de noviembre, del complemento de pensión, que supondrá una pérdida de entre el 30 y el 40 por ciento de la retribución mensual para 500 exempleados.

Así lo han decidido los extrabajadores en una asamblea, en la que han participado 150 personas, después de la reunión que algunos representantes de los jubilados han celebrado esta mañana con Bauzá en el Consolat de Mar.

De este modo, los jubilados han considerado que en estos momentos, era "prudente darnos un respiro a nosotros mismos y al Govern", para que la Conselleria de Salud pueda trabajar "en la línea de solventar nuestro problema".

De este modo, los exempleados volverán a reunirse en asamblea el próximo lunes a las 09.30 horas en la sede del Ib-Salut, según ha informado a Europa Press uno de los portavoces de los mismos, Jaume Pou, quien ha esperado tener "buenas noticias" para ese día.

"Estos días vamos a estar a la expectativa de lo que nos haga llegar la Conselleria de Salud, que nos ha pedido tiempo para solucionar este problema, por lo que le vamos a dar este margen para que trabaje con tranquilidad", ha manifestado Pou.

En esta línea, ha resaltado que durante el encuentro de esta mañana, Bauzá ha asegurado que "los acuerdos de la administración están para cumplirse", lo que ha generado un "cierto alivio" en los jubilados del Ib-Salut.

No obstante, ha avisado de que si en los próximos días no hay ninguna respuesta por parte del Ejecutivo balear, "algo habrá que hacer", de modo que ha avanzado que los extrabajadores se volverán a encerrar de manera indefinida en el Ib-Salut, tal como han hecho por turnos entre 12 y 15 jubilados cada día desde el pasado martes.

Tras la reunión mantenida esta mañana con Bauzá en el Consolat de Mar, Pou ha revelado que el presidente del Ejecutivo autonómico no ha manifestado "ningún compromiso", respecto a la posibilidad de no eliminar el citado complemento, cuya supresión supondrá un ahorro anual de 3 millones de euros para el Govern.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies