Los jueces de Palma apoyan que Don Juan Carlos pierda la inviolabilidad

Actualizado 05/06/2014 14:39:17 CET

PALMA DE MALLORCA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

 El decano del partido judicial de Palma, Francisco Martínez Espinosa, ha mostrado su apoyo a que el Rey Don Juan Carlos pierda su inviolabilidad, una vez se acometa la proclamación del Príncipe de Asturias como sucesor al trono, bajo el nombre de Felipe VI.

   Martínez Espinosa ha apelado a la lógica al aseverar que "si pierde la condición de Rey, pierde la inviolabilidad", puesto que el artículo 56.1 de la Constitución establece que "la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad", lo que dejará de suceder una vez se formalice su abdicación.

   En la rueda de prensa que ha ofrecido para valorar el anteproproyecto de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), el decano de los jueces se ha manifestado asimismo en relación a la figura del aforamiento, que en su opinión debería ser "el mínimo indispensable", incluyendo "al Rey".

   "El aforamiento no puede tener la actual medida que tiene en España", ha añadido en este sentido, señalando en cualquier caso que esta figura está justificada en casos en los que sea necesario evitar que "estén sometidos a los vaivenes de querellas infundadas" así como a los "avatares de la justicia".

   El decano ha asegurado asimismo contemplar "perfectamente un escenario sin personas aforadas". De hecho, ha recordado que en una anterior comparecencia ante los medios ya abogó por reducir e incluso eliminar la figura del aforamiento en el sistema judicial, al considerar que ésta tiene "mal encaje en un Estado social y de derecho en el que debe primar la igualdad de los ciudadanos ante la Ley".

   Martínez se pronunció entonces de este modo puesto que días antes fue aprobado el anteproyecto de reforma de la LOPJ, con la previsión de que la Reina y los Príncipes tengan el mismo tratamiento judicial que otros altos cargos, como el presidente del Gobierno, sus ministros, diputados y senadores y la cúpula judicial. El Rey no precisa aforamiento ante la inviolabilidad de su figura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies