Más del 40% de los contratos firmados en Baleares en 2006 requerían una escasa cualificación

Actualizado 31/08/2007 20:31:23 CET

PALMA DE MALLORCA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El 42,4% de los contratos laborales firmados a lo largo del 2006 en Baleares corresponde a ocupaciones caracterizadas por una escasa cualificación, destacando como los tres trabajos más contratados los de personal de limpieza (12,3%), camareros (12,1%) y picapedreros (8,5%).

Según recoge en avance del Informe Económico y Social de Baleares realizado por el Centre de Recerca Econòmica, las demandas de empleo registradas en las oficinas autonómicas corroboran que una de las categorías profesionales más solicitadas es la de los trabajadores no cualificados (23,3%), sólo precedida por la de los trabajadores de los servicios de la restauración y el comercio (33,2%).

Los datos más recientes de la encuesta de población activa señalan que Baleares ha registrado durante el 2006 la tasa de empleo (59,96%) más elevada del Estado, acorde con el notable aumento del número de ocupados (6%), que también fue el más alto del territorio nacional.

Este comportamiento se tradujo, igualmente, en un incremento del número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social (4,8%) que se explica, fundamentalmente, por el ascenso de la afiliación de extranjeros (18,8%) y la continuidad del proceso de reducción del paro registrado (-5,8%).

Según la encuesta de población activa, en Baleares el 47,9% de los ocupados presentan un nivel formativo equivalente o inferior a la primera etapa de educación secundaria (43,8% es la media de España). Mientras que sólo el 25% de los trabajadores de las islas disfruta de estudios universitarios, el porcentaje más reducido del conjunto de comunidades autónomas del Estado (32,3%).

Además, la tasa de abandono temprano de los estudios se ha situado en el 40%, porcentaje que se sitúa a 9,2 puntos porcentuales de la media nacional y que resulta ser el más elevado de España. Cabe señalar que, a medida que aumenta el nivel de estudios, la incidencia del paro decrece.

De esta manera, sólo un 4,5% de los parados registrados en Baleares ha logrado una titulación universitaria, mientras que el 77,5% de estos ostenta una titulación igual o inferior a la primera etapa de los estudios secundarios.