Más de la mitad de enfermeras tiene contratos eventuales o precarios

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

EN BALEARES

Más de la mitad de enfermeras tiene contratos eventuales o precarios

Estudio Coiba
COIBA
Publicado 28/10/2016 14:35:27CET

PALMA DE MALLORCA, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de la mitad de las enfermeras de Baleares trabaja con contratos eventuales o precarios, según refleja la encuesta sobre la situación socio-laboral y profesional de estas profesionales encargada por el Colegio Oficial de Enfermería de Baleares (Coiba).

Según ha informado el Coiba en un comunicado, respondieron a la encuesta el 15,9 por ciento del total de los colegiados invitados a participar, lo que se considera un "buen resultado". La primera conclusión de la encuesta es "la precaria situación laboral de las enfermeras en Baleares", una comunidad en la que sólo el 48 por ciento del colectivo tiene contrato fijo.

Además, casi uno de cada tres profesionales está desempleado en algún momento del año, por la temporalidad de los contratos. El desempleo estructural de las enfermeras en Baleares se sitúa en un 8 por ciento, del cual aproximadamente la mitad no llega a encontrar trabajo ni en los momentos más álgidos de contratación.

"PRECARIEDAD Y FALTA DE SEGURIDAD LABORAL"

"La precariedad y la falta de seguridad laboral no sólo son un problema para los trabajadores, sino que repercute directamente en la calidad asistencial, ya que obliga a las enfermeras a rotar continuamente por distintos servicios, sin permitirles especializarse. Si un día estás en la consulta de pediatría, otro día en la planta de oncología, el tercero en un centro de salud y después en la UCI, es prácticamente imposible especializarse ni dedicarse en profundidad a ninguna de estas áreas. Esto supone un indudable perjuicio para el paciente, no sólo por la calidad de los cuidados que recibe sino también porque puede llegar a ponerse en riesgo su seguridad", ha opinado la presidenta del Coiba, Rosa María Hernández.

La encuesta señala también que obtener un puesto de trabajo fijo es más rápido en el sector privado (2,2 años) que en el sector público (más de diez años). Además, destaca la dificultad para conciliar la vida familiar y laboral, ya que dos tercios de ellas trabajan turnos variables, con noches y fines de semana.

Por otro lado, demuestra la "fuerte vocación formativa" de las enfermeras, ya sea con cursos de formación continua, de postgrado o mediante especialización. Un 18% de las enfermeras encuestadas está en posesión de una especialidad de Enfermería, mientras que un 34% posee (o está cursando actualmente) un máster universitario.

ALTO NIVEL DE SATISFACCIÓN EN LAS RELACIONES PERSONALES

Las enfermeras muestran un alto nivel de satisfacción respecto a las relaciones personales en el trabajo. Aunque el nivel más alto de satisfacción es en la relación con otras enfermeras, es destacable el alto nivel de satisfacción en las relaciones personales con el personal médico.

No obstante, las enfermeras que han participado en la encuesta muestran un alto nivel de insatisfacción con los sistemas de colaboración interprofesional existentes y critican la falta de oportunidades para la investigación, que parece un campo reservado a los médicos.

La encuesta suspende también las políticas de recursos humanos aplicadas, por la falta de procedimientos de acogida o recepción en los centros o unidades asistenciales, y la poca toma en consideración de los perfiles funcionales y de especialización a la hora de cubrir los puestos.

FALTAN 3.800 ENFERMERAS EN BALEARES

"Hemos dicho en muchas ocasiones que en Baleares faltan 3.800 enfermeras para estar en la media de la UE, pero también es imprescindible redefinir previamente el proyecto asistencial. Asignar a los profesionales más apropiados para cada puesto de trabajo, incluidos los puestos de responsabilidad, es un aspecto vital para garantizar la sostenibilidad del sistema", ha apuntado Hernández.

Finalmente, la encuesta señala que un 32,3 por ciento de los encuestados no estudiaría Enfermería si tuvieran que volver a elegir, una cifra que creen que demuestra el alto nivel de 'burnout' y frustración profesional. Los colectivos más satisfechos son las enfermeras mujeres más jóvenes que trabajan en centros sociosanitarios o en el sector privado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies