Médicos de familia de centros de atención primaria de Baleares diagnosticaron 688 casos de gripe entre el 19 y el 25

Resfriado, gripe, medicamentos, enfermo
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / TERO VESALAINEN
Publicado 02/03/2018 15:00:23CET

PALMA DE MALLORCA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los médicos de familia de los centros de atención primaria de Baleares han diagnosticado 688 casos de gripe, 393 menos que la semana anterior, cuando se diagnosticaron 1.081 casos.

Según ha informado la Conselleria de salud en un comunicado, la tasa de gripe también ha bajado en las Islas durante la semana del 19 al 25 de febrero, con 76,26 casos por 100.000 habitantes.

En concreto, los hospitales públicos y los servicios de urgencias de atención primaria han atendido 30.145 urgencias entre el 23 de febrero y el 2 de marzo, 1.970 más que la semana anterior. De éstas, 9.010 se atendieron en los hospitales de la red pública y 21.135, en las urgencias de atención primaria. Un 13,47 por ciento de las urgencias hospitalarias requirieron ingreso.

Además, el servicio de información '061 Salud responde' ha registrado en la última semana 405 consultas telefónicas, 36 más que la semana anterior. Los motivos más frecuentes de las consultas fueron dudas sobre fármacos, otras consultas, vómitos, fiebre en menores y mareos.

La tasa de gripe durante la semana del 19 al 25 de febrero en Baleares fue de 76,26 casos por 100.000 habitantes, según los datos recogidos por la Red Centinela de gripe, de la Dirección General de Salud Pública. Considerada de nivel bajo, representa un importante descenso respecto de la semana del 12 al 18 de febrero, cuando fue de 112,8 casos por 100.000 habitantes, dice la Conselleria.

Durante la segunda semana de enero se produjo un incremento de más del doble de la tasa, pasando de 95,64 casos por 100.000 habitantes registrados entre los días 1 y 7 de enero a los 194,47. Coincidiendo con este aumento, el IbSalut realizó "el mayor esfuerzo", tanto en la contratación de personal como en la apertura de camas extraordinarias. Concretamente, se abrieron 73 camas y se contrataron más de 100 profesionales para hacer frente al incremento de la presión asistencial.

Desde finales de diciembre, en previsión del habitual aumento de la presión asistencial que tiene lugar en esta época del año, el Servicio de Salud ha ido adaptando sus recursos, tanto de personal como de número de camas, para atender a las necesidades de la población.