Médicos del Mundo cree que la muerte de Alpha Pam se podría haber evitado porque ya se había advertido a Bauzá

 

Médicos del Mundo cree que la muerte de Alpha Pam se podría haber evitado porque ya se había advertido a Bauzá

Actualizado 07/05/2013 21:24:42 CET

PALMA DE MALLORCA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

Médicos del Mundo ha insistido este lunes en que la muerte del joven senegalés, Alpha Pam, "se podría haber evitado" y ha recordado que prácticamente dos semanas antes de su fallecimiento advirtieron personalmente al presidente del Govern y al conseller de Salud, José Ramón Bauzá, y, Martí Sansaloni, respectivamente, de los efectos que tiene el Real Decreto Ley 16/2012 en la población de la isla, principalmente entre los inmigrantes, enfermos mentales o personas sin recursos.

En un comunicado, la organización ha señalado que en esta reunión, la última de las ocho mantenidas con responsables del Govern, también hicieron una "mención explícita" a "lo que estaba ocurriendo en el Hospital de Inca, con numerosos casos documentados de denegaciones de atención, cobros a menores de edad, a embarazadas, enfermos crónicos y pacientes que sufren enfermedades transmisibles".

En este encuentro también advirtieron de la existencia de un brote de tuberculosis en un albergue de Mallorca, de titularidad pública, donde se habían identificado a ocho personas en este centro sin tratamiento de TBC, a pesar de haber sido diagnosticadas, ha indicado.

"EL TRISTE EJEMPLO DE UNA LEGISLACIÓN INJUSTA"

Según han destacado, el caso de Alpha Pam "es un triste ejemplo de cómo una legislación injusta y ambigua provoca que ciertas enfermedades queden en la práctica sin seguimiento ni cura".

"La exclusión sanitaria provocada por las políticas de austeridad se ha saldado con la muerte de una persona por una enfermedad curable". Además, según añaden, este caso implica la "falta de control de una patología infectocontagiosa, por lo que la dimensión del problema es ya de salud pública".

Las tasas de tuberculosis en España son más elevadas que en otros países de nuestro entorno -el doble de las de Francia o el Reino Unido y el triple que en Alemania1- y la reforma sanitaria no ayuda en absoluto a controlarlas.

Médicos del Mundo ha manifestado que, aunque el Gobierno pone números a la exclusión sanitaria y estima un ahorro de 500 millones de euros con la supresión de 873.000 tarjetas sanitarias, varios expertos han manifestado que el ahorro no será tal, puesto que al negar la atención primaria a un colectivo se multiplicará sin embargo la asistencia en urgencias, que tiene un coste mucho más elevado.

"El Gobierno se apunta como un logro lo que es un retroceso en términos de salud pública, con cientos de miles de personas que no reciben la atención sanitaria adecuada en España. Las consecuencias más graves de esta legislación hemos comenzado a verlas con la muerte de Alpha Pam, pero si no se toman medidas inmediatas para asegurar el derecho a la salud de todas las personas, casos como éste se repetirán", ha alertado.

Médicos del Mundo ha apuntado que en Baleares la aplicación del Real Decreto Ley 16/2012 ha supuesto que miles de personas queden, en la práctica, sin atención sanitaria.

En este sentido, ha indicado que desde marzo de 2012, seis meses antes de la entrada en vigor de esta normativa, la organización ha estado recogiendo más de 160 casos de denegación de atención, cobros indebidos (a menores, embarazadas, a personas que acudían por urgencias), colocación de carteles disuasorios que publicitaban el cobro a todas aquellas personas que no contaran con tarjeta sanitaria.

"NUMEROSAS BARRERAS PARA ACCEDER A LOS SERVICIOS PÚBLICOS"

Así, a pesar de que en las islas las enfermedades infectocontagiosas deben ser atendidas, "en la práctica esto no es así" y las personas que contraen este tipo de patologías se encuentran con "numerosas barreras para acceder a los servicios públicos de salud, recibiendo bien denegaciones de atención, bien facturaciones, bien pagos en metálico".

Según Médicos del Mundo, esta normativa impide a los facultativos realizar un seguimiento adecuado de este tipo de enfermedades. "Al negarse la posibilidad a las personas inmigrantes no regularizadas de contar con un médico de referencia, es prácticamente imposible que los servicios de salud, para el caso de una enfermedad como la padecida por Alpha Pam, puedan tomar las medidas necesarias para poner freno al avance de la enfermedad, con el consiguiente menoscabo para la salud de la ciudadanía".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies