Miembros del Colegio de Ingenieros niegan presiones en informes de las valoraciones de Son Espases

Actualizado 14/03/2017 14:05:13 CET

PALMA DE MALLORCA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los tres miembros del Colegio de Ingenieros de Baleares que han declarado, en calidad de testigos, ante el juez de instrucción número 3 de Palma, José Castro, por el 'caso Son Espases' han negado haber recibido presiones políticas en sus informes externos para valorar el concurso para la construcción del Hospital Universitario de Son Espases.

Fuentes presenciales han explicado este martes a los medios de comunicación, que sus informes, que revisaron la valoración hecha por Global PM a nivel técnico, también daban más puntos a la constructora OHL, empresa de Juan Miguel Villar Mir. A pesar de esto, en la valoración global, Dragados acabó recibiendo más puntos.

Asimismo, los ingenieros han explicado que "los criterios de valoración son discreccionales y admiten diferentes interpretaciones".

Respecto a quién dio la orden de presentarse al concurso de Son Espases, los directivos de OHL han señalado que en aquella época la regla general era presentarse a todos los concursos.

La sesión de declaraciones de los seis testigos de este caso, en el que se investiga la adjudicación presuntamente irregular de las obras del Hospital de Son Espases y su vinculación con la reforma de la sede nacional del PP, ha empezado sobre las 09.30 horas y se han prolongado sobre las 13.30 horas. Dos de ellas, se han hecho por videoconferencia.

Los testigos que han declarado este martes son el director de la construcción de Son Espases, Rafael Martín y el de la edificación del hospital, Joaquín Gonzalo; el viceinterventor de la Comunidad Autónoma en 2006, José Amengual, y Carlos Ribas, Miguel Femenías y Víctor Rubira, que intervinieron en uno de los informes emitidos en la adjudicación.

Por su lado, el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, declaró este lunes como investigado para dejar constancia de que no sabe qué hechos se le imputan. Villar Mir declaró por videoconferencia en un declaración que se retrasó más de una hora y media, después de haber sido aplazada en tres ocasiones.

La Audiencia Provincial de Palma rechazó archivar la imputación de Villar Mir al entender que esta cuestión debe plantearse a Castro una vez finalizadas las investigaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies