NNGG pide la dimisión del presidente del CdE tras los incidentes que se han producido en la UIB esta mañana

Contendedor En La UIB
NNGG
Actualizado 29/02/2012 19:46:30 CET

PALMA DE MALLORCA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

Nuevas Generaciones del Partido Popular de Baleares (NNGG) ha pedido la "inmediata dimisión" del presidente del Consejo de Estudiantes (CdE) de la Universidad de las Islas Baleares, Víctor Robles, y ha lamentado el "ataque y la degradación que han sufrido la pasada madrugada las instalaciones universitarias, que comparten miles de estudiantes y que han amanecido repletas de grafitis".

Según el presidente de NNGG, Llorenç Galmés, "prohibir a los alumnos acceder a sus aulas, como se ha hecho esta mañana en la UIB, es una clara muestra del espíritu totalitario de estas organizaciones juveniles, para las que o estás con ellos o están contra ti".

Asimismo, Nuevas Generaciones ha criticado lo que considera la "grave manipulación, politización y acoso" que ejerce la CdE a los alumnos "contrarios a las directrices marcadas por esta entidad destinadas a protestar por las medidas adoptadas por el Govern en materia universitaria".

En este sentido, Galmés ha destacado que "Nuevas Generaciones no tolerará ni una lección de Víctor Robles, presidente del Consell d'Estudiants de la UIB y militante de Juventudes Socialistas, quien durante los mayores recortes de la historia de España efectuados por Zapatero ha estado callado".

Además, ha calificado de "ruin y mezquino manipular a los jóvenes mediante la privación de su derecho a la Educación, razón por la cual nuestra organización juvenil exige la inmediata dimisión de Robles, quien al acceder a su cargo, lo primero que hizo fue declarar que el CdE sería apolítico".

Por otra parte, Nuevas Generaciones ha asegurado que "no tolerará ni una lección de quien degrada mobiliario público de todos los ciudadanos, ensalza la violencia contra la Policía en las redes sociales e idolatra a personajes rancios de otra época".

Finalmente, NNGG ha aseverado que el derecho a manifestarse es libre, pero "quien no quiera adherirse a ninguna concentración debe tener también la libertad de acudir a clase" y, por ello, exige una "libertad de decisión".