El nuevo Decreto del TIL establece que los centros escolares deben aplicarlo al inicio de este curso 2013-14

Actualizado 17/12/2013 20:59:37 CET

PALMA DE MALLORCA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El nuevo Decreto aprobado por el Govern para el Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) establece que los centros escolares deben aplicar el proyecto del TIL al inicio del curso escolar 2013-14, al tiempo que deroga el artículo 20 y el anexo del anterior Decreto, después de que hayan sido suspendidos de manera cautelar por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

De esta manera, el nuevo Decreto señala que la implantación del proyecto se producirá al inicio del curso escolar 2013-14 en la educación infantil, como mínimo en el primer curso de segundo ciclo; en la educación primaria, como mínimo en primero, tercero y quinto y en la educación secundaria obligatoria, como mínimo en el primer curso de la etapa.

Además, indica que la Conselleria de Educación, Cultura y Universidades, durante el curso escolar 2013-14 dictará una norma reglamentaria para desarrollar el calendario de implantación del sistema del TIL para los próximos cursos, en los diferentes niveles educativos.

ANEXO DEROGADO

Cabe recordar que el anexo derogado establecía que los centros docentes no universitarios de Baleares elaborarán y aprobarán su proyecto de tratamiento integrado de lenguas antes del 20 de junio de 2013.

Asimismo, señalaba que los centros escolares iniciarán la aplicación del proyecto de tratamiento integrado de lenguas en el curso 2013-14.

Al mismo tiempo, indicaba que la implantación del nuevo modelo de tratamiento de la lengua extranjera se podrá prever de forma progresiva, de acuerdo con los recursos de los que disponga cada centro.

Concretamente, especificaba que en Educación Infantil se iniciará la implantación del proyecto en el curso 2013-14, como mínimo en el primer curso de segundo ciclo de educación infantil; en Educación Primaria en el mismo curso como mínimo en primero, tercero y quinto; en Educación Secundaria Obligatoria, en el mismo curso como mínimo en el primer curso de la etapa y en Bachillerato en el mismo curso en función de los recursos del centro.

Finalmente, en Formación Profesional, la aplicación del TIL debía ser en los niveles 1 y 2 de manera progresiva a partir de este curso, en función de los recursos del centro y en el nivel 3, la implantación debía ser de acuerdo con los currículum establecidos en la normativa vigente.

OTROS PROYECTOS DE TIL CONTEMPLADOS EN EL NUEVO DECRETO

Por su parte, el nuevo Decreto establece que los centros educativos que requieran una distribución horaria de las lenguas objeto de enseñanza diferente de la que establece el Decreto 15/2013, de 19 de abril, por el que se regula el tratamiento integrado de las lenguas en los centros docentes no universitarios de Baleares, pueden, de acuerdo con el fomento de la autonomía, aprobar otro proyecto de tratamiento de lenguas que se sujete a una serie de requisitos.

Concretamente, el proyecto debe incluir la justificación y la argumentación del cambio planteado, así como los mecanismos de evaluación y seguimiento previstos, al tiempo que respetará el mínimo de horas que, de acuerdo con los artículos 6 a 10 del Decreto 15/2013, se impartirán en las diferentes lenguas en cada una de las etapas educativas.

Asimismo, el resto de áreas o materias no lingüísticas se impartirán de manera equilibrada en cada una de las lenguas oficiales y, si el proyecto así lo establece, en la lengua extranjera planteada al proyecto.

En el caso de los centros públicos, el nuevo Decreto contempla que para aprobar este proyecto, se tiene que contar con el voto favorable de dos terceras partes de los miembros del consejo escolar, siguiendo el mismo procedimiento de aprobación que establece el Decreto 15/2013.

Además, en este caso se tiene que llevar a cabo una consulta no vinculante a las familias, conforme a lo previsto en el artículo 22 c del Decreto 15/2013.

Mientras, los centros privados, sostenidos o no con fondos públicos, pueden aprobar este proyecto de TIL de acuerdo con los procedimientos y las competencias orgánicas que la normativa vigente establezca para estos centros.

En este sentido, el Decreto subraya que los proyectos de TIL aprobados mediante lo que establece este artículo tendrán que garantizar el carácter vehicular de las dos lenguas cooficiales de la comunidad autónoma de las Illes Balears a lo largo de todas las etapas educativas.

Por su parte, la Conselleria de Educación, Cultura y Universidades, por medio del Departamento de Inspección Educativa, velará por la adecuación del proyecto de tratamiento integrado de lenguas a la normativa vigente.

El Decreto señala que mientras no se lleve a cabo el desarrollo reglamentario de este precepto, éste será de aplicación directa.

Por otro lado, indica que en el supuesto de que un centro haya aprobado un proyecto de TIL que, de acuerdo con los criterios del Departamento de Inspección Educativa, no se ajuste a la normativa vigente, su equipo directivo, de acuerdo con las tareas de las cuales es responsable según la normativa aplicable tiene que elaborar una propuesta de proyecto que se ajuste al mismo.

Esta propuesta, según el Decreto, se elaborará en el plazo que establezca el Departamento de Inspección Educativa, de acuerdo con los artículos 6 a 10 del Decreto 15/2013 y se aplicará, de manera transitoria, desde el inicio del curso 2013-2014, o hasta que se apruebe un proyecto adecuado a la normativa vigente para los cursos próximos.

En caso de que el equipo directivo no elabore ninguna propuesta en el plazo correspondiente, el Decreto contempla que el centro tiene que aplicar el proyecto aprobado una vez introducidas las observaciones realizadas por el Departamento de Inspección Educativa.

Este proyecto se aplicará, de manera transitoria, desde el inicio del curso 2013-2014, o hasta que se apruebe un proyecto adecuado a la normativa vigente para los cursos próximos.

Por otro lado, establece que durante el curso escolar 2013-2014, los proyectos de TIL no pueden incluir dentro del cómputo horario las horas dedicadas al tiempo de recreo, al tiempo que señala que en el área de religión o de actividad alternativa no se puede impartir en lengua extranjera.