El número de hipotecas sobre viviendas ahonda su caída en Baleares en febrero, hasta 1.166 operaciones (-22,5%)

Actualizado 28/04/2011 12:33:11 CET

PALMA DE MALLORCA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas en Baleares cayó un 22,5% en el segundo mes del año en relación a igual mes de 2010, hasta situarse en 1.166, según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, Baleares recupera las tasa negativa con la que cerró el año 2010 (-5,3%) y que logró romper en el mes de enero de 2011, cuando el número de hipotecas sobre viviendas aumentó un 15,1%. Sin embargo, en febrero la caída se ha acentuado y, en relación al mes anterior (enero), supone un descenso del 27,3%.

El importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas alcanzó en el segundo mes del año en Baleares los 126.670 euros, mientras que para la constitución de las hipotecas se destinó una cantidad global de 147.701, un 18,27% menos.

En febrero se constituyeron en las islas 2.074 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas (dentro de éstas últimas se incluyen las viviendas), cifra que supone un retroceso del 12,3% respecto a igual mes de 2010.

En el segundo mes del año, el número total de hipotecas con cambios en sus condiciones fue de 620, con un descenso interanual del 22,6%. En el caso de viviendas, el número de hipotecas que modificaron sus condiciones fue en las islas de 412, un 22,85% menos que en febrero de 2010.

Además, en febrero se cancelaron registralmente 1.080 hipotecas, un 16,15% menos que en el mismo mes de 2010. En el caso de viviendas, se cancelaron en febrero un total de 710, un 2,9% más.

El número de fincas con hipoteca constituida por cada 100.000 habitantes fue en Baleares de 234. El importe medio hipotecado alcanzó en el segundo mes del año en Baleares los 129.442 euros, un 36,3% menos que en febrero de 2010. POR COMUNIDADES.

El número de fincas con hipoteca constituida por cada 100.000 habitantes fue mayor en La Rioja (410). Las comunidades fueron que presentaron las mayores tasas de variación fueron Extremadura (14,1%) y La Rioja (9,2%), mientras que las evoluciones más negativas se dieron en la Comunidad Valenciana (-23,5%) y País Vasco (-23,1%).

La comunidad autónoma con mayor importe medio hipotecado fue Madrid (186.873 euros). Las comunidades con mayores tasas de variación positivas fueron Extremadura (23,2%) y Galicia (15,6%).

Las comunidades en las que el número de fincas con cambios en sus condiciones por cada 100.000 habitantes fue mayor fueron la Comunidad Valenciana (165) y Murcia (153). Las que tienen mayor número de hipotecas canceladas registralmente por cada 100.000 habitantes fueron La Rioja (180), y Canarias y Murcia, ambas con 163.