El Parlament aprueba por unanimidad la toma en consideración de la Ley para la Revalorización de la Playa de Palma

Actualizado 20/07/2010 19:58:19 CET

Tras su aprobación definitiva el 27 de julio, se presentará el Plan de Reconversión, con un plazo de 10 años y un presupuesto de 3.000 millones

PALMA DE MALLORCA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Parlament ha aprobado este martes, con el asentimiento de todos los grupos, la toma en consideración de la Proposición de Ley de medidas para la revalorización integral de la Playa de Palma, que será aprobada de forma definitiva en el Pleno extraordinario, que se celebrará el 27 de este mes, tras el acuerdo alcanzado el pasado 9 de julio entre todos los grupos de la Cámara.

Mediante la aprobación de esta Ley, el Consorcio de la Playa de Palma contará con el instrumento legal para que pueda desarrollar su Plan de Reconversión de esta zona turística madura, que será presentado a final de este mes por la gerente del Consorcio, Margarita Nájera, quien ha recordado que el proyecto tiene un plazo de diez años y un presupuesto de 3.000 millones de euros, de los cuales 1.000 millones serán aportados por las instituciones públicas y el resto por el sector privado.

El objetivo de este Plan de Reconversión, a cuya presentación se prevé que acuda el ministro de Industria y Turismo, Miguel Sebastián, es que la Playa de Palma deje de ser un destino de turistas con bajo poder adquisitivo, teniendo en cuenta que, en la actualidad, esta zona de la capital balear continúa con los mismos criterios turísticos que en los años 50 o 60, cuando comenzaron a llegar los primeros visitantes.

Por esta razón, Nájera ha revelado que el Plan de acción para rehabilitar esta zona pretende un "cambio de modelo de negocio", ya que, a su juicio, el modelo turístico actual está "en decadencia". Para ello, se acometerá una reforma en profundidad de los hoteles para ampliar las habitaciones, sobre todo aquéllas que sólo cuentan con alrededor de 11 metros cuadrados, e incorporar nuevos servicios, como spas, con el principal objetivo de atraer a otro tipo de turistas con una mayor capacidad adquisitiva.

"O reconvertimos la Playa de Palma o lo que nos espera es que continúe siendo un destino hooligan", ha advertido Nájera, quien ha recalcado que la pretensión es que una vez sea reformada esta zona, el gasto medio diario por turista sea de 135 euros, frente a los 65 actuales. Además, otro de los objetivos es que el precio medio diario por habitación doble sea de 65 euros, teniendo en cuenta que, actualmente, hay hoteles que ofrecen precios muy bajos para atraer a un determinado perfil de turista.

Por otra parte, mediante la normativa que se aprobará la próxima semana, se va a incidir en la sostenibilidad, con el fin de reducir las emisiones de Dióxido de Carbono a la atmósfera, para lo cual, se creará un espacio libre de emisiones en esta zona.

De este modo, los hoteles tendrán que hacer un proceso de inversión para disminuir sus emisiones a la mitad, mientras que, a su vez, los edificios de viviendas serán sometidos a una rehabilitación funcional y estética, así como de eficiencia energética.

LA LEY IMPIDE NUEVOS CRECIMIENTOS INJUSTIFICADOS

Entre otros aspectos, la Ley contempla que en materia de suelo, el Plan de Reconversión impida el desarrollo injustificado e insostenible de nuevos crecimientos urbanos en la Playa de Palma y establezca la rehabilitación urbana integrada como una línea de actuación preferente ante el nuevo crecimiento.

Además, establece que el parque de viviendas sólo puede incrementarse en nuevas tierras si se justifica en la necesidad de asentar personas residentes afectadas por operaciones no relocalizables en su ámbito original o por operaciones de esponjamiento.

En materia de edificación hotelera, residencial y equipamiento, señala que el Plan debe priorizar la rehabilitación integrada del parque edificado frente a la construcción de posibles nuevos edificios.

Además, la normativa sostiene que el Plan de Reconversión puede establecer operaciones de reconversión, intercambio y de transferencia de aprovechamientos urbanísticos para eliminar, total o parcialmente, los inmuebles que considere obsoletos o inadecuados, cualquiera que sea el uso lucrativo al cual estén destinados, de acuerdo con los objetivos que se deben conseguir con la ordenación propuesta por el Plan.

Por otra parte, la Ley subraya que, a efectos de facilitar el cumplimiento de sus objetivos, el Plan puede delimitar áreas concretas, justificando los motivos que lo fundamenten, en los cuales las transmisiones onerosas de bienes inmuebles estarán sujetas al ejercicio de los derechos del tanteo y retracto por parte del Consorcio de la Playa de Palma. Así, el ejercicio de estos derechos podrá recaer tanto sobre las transmisiones de terrenos sin edificar, como también sobre los edificados.

Respecto al ahorro energético, la Ley obliga a las edificaciones a reducir en un 50 por ciento sus impactos ambientales y climáticos. En cuanto a la movilidad y el transporte público, la Ley indica que el Plan debe establecer las medidas de cambio y los correspondientes instrumentos normativos para la reconversión de los actuales modelos de desplazamiento y transporte urbanos que reducen el consumo energético y las emisiones con la finalidad de propiciar modelos más sostenibles de movilidad y de calidad ambiental.

LA LEY ACELERA LAS OBRAS

Tras anunciar el acuerdo de todos los grupos el pasado 9 de julio, el portavoz del PSIB en la Cámara, Antoni Diéguez, subrayó que el consenso ha sido posible, gracias a que todas las formaciones han considerado que una cuestión de estas características "tiene que ser como una olimpiada en la que todo el mundo aporte y esté integrado".

Diéguez recordó que en la rehabilitación de esta zona turística de la capital balear, confluyen competencias de varias instituciones, como los Ayuntamientos de Palma y Llucmajor, el Consell de Mallorca y el Govern, de forma que, a partir de ahora, el Consorcio podrá desarrollar la "compleja tarea de reorganizar toda esta zona con un instrumento legal, que, en caso de no existir, todo el proceso sería lentísimo".

En esta línea, el portavoz del PP en el Parlament, Antoni Pastor, afirmó ese mismo día que era "prácticamente imposible" acometer una reforma integral en la Playa de Palma sin contar con un instrumento jurídico urbanístico específico. De este modo, recalcó que, a partir de ahora, se podrá comenzar "de una vez por todas esta gran reforma que es tan necesaria para este destino turístico".

Por su parte, el portavoz del Bloc, Biel Barceló, recordó que los dos Ayuntamientos afectados, así como los partidos del Govern y la oposición trabajaban desde hace muchos años en la Ley que debe impulsar definitivamente la remodelación de la Playa de Palma, dado que permite "superar las dificultades técnicas y las trabas burocráticas" que existían hasta ahora para acometer estas obras.

Finalmente, el portavoz de UM, Josep Melià, remarcó el día en el que se alcanzó el consenso que "una vez más", se demuestra que su partido hace un "acto de responsabilidad" dando apoyo a una iniciativa, que es "positiva para Mallorca y Baleares", a pesar de que, a su juicio, "posiblemente llega tarde, aunque es necesaria para ordenar este espacio emblemático y tan importante para la industria turística de nuestro país".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies