Pasan mañana a disposición judicial 15 de los 16 detenidos en Son Banya en una operación contra el tráfico de drogas

Actualizado 20/07/2009 21:02:32 CET

PALMA DE MALLORCA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Mañana pasarán a disposición judicial, entre las 08.00 y las 09.00 horas, 15 de los 16 detenidos el pasado sábado por la Policía Nacional en Son Banya, en el marco de la Operación 'Marés' del Cuerpo Nacional de Policía contra el tráfico de drogas, que se saldó con 16 arrestados, si bien una mujer, concretamente la esposa de 'El Ico', hijo de la Paca, que se encuentra en prisión, fue liberada por "razones humanitarias" para que pudiese hacerse cargo de sus hijos y al no creer que se vaya a sustraer de la acción de la Justicia.

Así, los arrestos se produjeron después de que el pasado sábado, un centenar de funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía de las Brigadas de Policía Judicial y la Brigada de Seguridad Ciudadana realizaran un fuerte despliegue en el poblado de Son Banya con la finalidad de realizar varios registros en seis viviendas, donde las investigaciones realizadas desde hace tres meses por el Grupo de estupefacientes de la UDYCO y de las que entiende el Juzgado de Instrucción nº 5 de Palma, habían arrojado indicios de que en las mismas se estaban vendiendo sustancias estupefacientes.

En esta línea, además de los 16 detenidos, once de ellos mujeres, la Policía se decomisó de 860 gramos de cocaína, 350 gramos de heroína entre los que figuraban 264 papelinas, 2.200 gramos de marihuana y 2 botes de trankimacines. Igualmente, en una de las viviendas apar7eció un pequeño laboratorio de preparación y secado de marihuana.

Por otro lado, los agentes se incautaron 30.900 euros en efectivo, seis balanzas de precisión, tres calculadoras, una prensa, un televisor, una cámara simulada y un mono 'titi' del que se hizo cargo el servicio de SEPRONA de la Guardia Civil, al ser un animal protegido, y que poco después se conoció que el mismo había sido sustraído del parque de Marineland en diciembre del 2008, y que está valorado en unos 7.000 euros.

La operación, que concluyó sobre las 23.00 horas, se inició a las cuatro de la tarde del sábado, cuando un centenar de policías del Cuerpo Nacional de Policía apoyados desde el aire por un helicóptero, esperaban la señal para entrar de forma sorpresiva y coordinada en el poblado, dirigiéndose seis equipos a cada una de las viviendas a registrar y el resto a controlar y asegurar la zona a los compañeros, así como asegurar que nadie se deshiciera de las pruebas incriminatorias.

Aún así, la Policía informó de que un bolso de color negro fue arrojado debajo de un vehículo estacionado en una de las calles, conteniendo unos 200 gramos de cocaína y una balanza de precisión, y una segunda bolsa de color roja apareció sobre el tejado de una de las viviendas a registrar, siendo ésta recuperada por un policía que tuvo que subirse en el mismo para hacerse con ella y la cual guardaba aproximadamente unos 450 gramos de cocaína.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies