El Pati de Sa Lluna se convertirá en un edificio de uso cultural gracias a una inversión de 5,2 millones de euros

Joana Barceló visita el inicio de obras
CAIB
Actualizado 11/12/2010 18:20:53 CET

PALMA DE MALLORCA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Pati de Sa Luna, en Alaior, sufrirá una rehabilitación integral en la que el convento franciscano del siglo XVII será convertido en un edificio de uso cultural que dinamizará el municipio, obras que se realizarán gracias a una inversión de 5,2 millones de euros y que se prevé que concluyan a finales de 2012.

La consellera de Turismo y Trabajo, Joana Barceló, ha visitado este sábado el inicio de las obras en el municipio menorquín y ha detallado que la inversión se divide entre los 2,2 millones que provienen de un convenio firmado entre Turespaña y el Govern; 1 millón de euros de los fondos europeos Feder, y, 2 millones de euros, por parte de la Conselleria de Turismo y Trabajo.

El consorcio para la rehabilitación del patio, formado por el Ayuntamiento de Alaior, el Consell de Menorca y el Govern, será el encargado de gestionar el edificio que se haya convertido en un espacio cultural multifuncional.

El proyecto prevé que la primera y principal actuación sea desmontar todos los elementos añadidos durante años para recuperar la tipología y distribución inicial del edificio. Entre éstas actuaciones destaca proceder al aislamiento térmico y acústico de fachadas, o dotar el inmueble de instalaciones de fontanería, electricidad, protección contra incendios, climatización y telecomunicaciones con especial cura de las nuevas tecnologías.

También se instalarán ascensores y rampas para que sea accesible y se peatonalizará la calle de acceso principal al edificio para dotarlo de la máxima accesibilidad para personas con movilidad reducida.

Concretamente, en el sótano estarán los almacenes y salas de máquinas, mientras que la planta baja será el lugar principal del edificio, y en la primera habrá una exposición etnológica, en la segunda y en el altillo el espacio estará dedicado a la administración.

Las líneas básicas de actuación en el edificio contemplan la utilización de materiales y sistemas tradicionales existentes en el convento como los marés o los suelos de baldosas de barro cocido.

Además, durante la ejecución de las obras se realizará un seguimiento arqueológico, especialmente en las excavaciones y en la limpieza de los muros. De hecho, durante las tareas previas al inicio de la rehabilitación se han descubierto pinturas murales en los muros de la planta altillo de la planta baja, que se protegerán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies