Pedro Sánchez defiende un sistema de financiación "específico" para cada comunidad

Pedro Sánchez
EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2014 15:11:32 CET

Dice que le gustaría un referéndum entre monarquía y república, pero "lo urgente es resolver la cuestión catalana y blindar el Estado social"

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El aspirante a la Secretaría General del PSOE Pedro Sánchez ha afirmado este viernes que él defiende "un sistema de financiación específico para todas y cada una de las comunidades autónomas" para que el modelo reconozca "todas las especificidades".

Sánchez se ha expresado así, en una entrevista en La Sexta recogidas por Europa Press, preguntado por su defensa de un "trato fiscal especial" para Cataluña. Según el diputado madrileño, hay que reconocer que cada comunidad tiene sus singularidades y "la derecha" está haciendo que haya comunidades autónomas donde no se respete la igualdad.

Frente a quienes creen que Cataluña "nada en la opulencia", ha afirmado que en esta comunidad "hay desigualdad, porque tienen un gobierno de derechas y porque no está cubierta la financiación per capita para servicios esenciales".

Según ha dicho, hay comunidades que ingresan mucho por impuestos y luego no reciben financiación per cápita suficiente y ha dejado claro que junto a Cataluña hay otras como Baleares o la Comunidad Valenciana. Sánchez ha lamentado que el Ministerio de Hacienda vaya a retrasar la renovación del sistema.

El aspirante ha dejado claro que nunca ha defendido la consulta soberanista que pretende hacer la Generalitat, y tampoco un "referéndum legal y pactado", y ha añadido que su "artículo favorito" de la Constitución es el 2 --el que establece la "indisoluble unidad de la nación española"--. Sánchez defiende una España "federal" y se ha referido a Cataluña como "nacionalidad" y no como "nación".

Preguntado por la decisión del PSC de abstenerse en la votación en la que el Parlament pidió un referéndum sobre la forma de Estado, ha optado por responder que los socialistas son "coherentes" con su historia, un partido "republicano pero constitucional".

Y, respecto a si un PSOE dirigido por él irá a las próximas elecciones proponiendo ese referéndum, ha replicado que a él le "gustaría", pero que "las urgencias son resolver la cuestión catalana y blindar el Estado del bienestar en la Constitución".

NUEVA REFORMA DEL ARTÍCULO 135

De hecho, ha dicho que lo que sí haría, es volver a reformar el artículo 135 de la Constitución para añadir "un suelo de gasto social" y, además, "aprender de los errores" y ser conscientes de que hay que "hacer referendos después de una reforma constitucional".

Sánchez votó a favor de la reforma 'exprés' del artículo 135, que constitucionalizó la estabilidad presupuestaria, y se ha justificado diciendo que él siempre está a favor de la estabilidad presupuestaria porque, si no la hay, está en duda el Estado el bienestar. De hecho, cree que la rebaja de impuestos recién anunciada por el Gobierno anticipa más recortes sociales.

El diputado madrileño ha negado una y otra vez ser el candidato del "aparato" y ha dicho que el único aparato del que se sirve es "un Peugeot 407" con el que ha hecho "muchos kilómetros", y su único aliado "la carretera y los militantes".

"EL 18 DE DICIEMBRE EMPECÉ SÓLO"

"Mi aval es el trabajo", ha destacado, asegurando que él quiere "cambiar el partido de arriba abajo" porque "hay que cambiar la política para cambiar el rumbo de España". "El 18 de diciembre empecé sólo creyó en mi un hombre, José Luis Quintana, que va a ser el próximo alcalde de Don Benito, y luego muchas más", ha relatado, asegurando además que su intención es integrar a todo el mundo, incluidos sus rivales.

De hecho, ha recalcado que se enteró "por la prensa" de la decisión del actual secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, y que él es un militante de base que no ha estado "en el Comité ni en las Ejecutivas Federales, nunca". Eso sí, ha reconocido que apoyó a Rubalcaba en el anterior congreso porque le pareció la mejor opción. Sánchez coordinó, junto al exministro Ramón Jáuregui, los trabajos de la Conferencia Política que el PSOE celebró el pasado noviembre.

Y ha elogiado a Rubalcaba tras el anuncio de su retirada definitiva de la política, dejando claro que le considera un buen político "que entre otras cosas, acabó con la violencia terrorista en España". A su juicio, a quien "hay que jubilar" es al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y le ha afeado especialmente la reforma laboral.

Preguntado si cree que el error de Rubalcaba fue renegar de la mejor parte de la etapa Zapatero, Sánchez ha optado por responder que "aquellos que pertenecen a la dirección del PSOE y ahora reniegan de Rubalcaba cometen ese mismo error". A su juicio, lo que debe hacer el PSOE a partir de ahora es "quitarse los complejos" y "reivindicar los grandes avances que se han producido en los últimos 35 años, que siempre han venido de la mano de este partido".