La piratería en los sistemas informáticos o la nueva ITV, desafíos que aborda en Palma el sector de la postventa

Actualizado 05/06/2014 16:45:29 CET

PALMA DE MALLORCA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El congreso anual de la Asociación Nacional de Comerciantes de Equipos, Recambios, Neumáticos y Accesorios de Automoción (ANCERA) ha abordado en Palma los principales desafíos a los que se enfrenta el sector independiente de la postventa en automoción al que representa, entre los que figuran la piratería de los equipos de diagnóstico de averías o de las bases de datos técnicos de los vehículos, así como la nueva ITV y la intención del Gobierno de liberalizar este servicio.

Así, según indicaron algunos ponentes y participantes en el congreso, actualmente más del 50 por ciento de los equipos de diagnóstico de averías de los vehículos son piratas, una cifra que se eleva mucho más si se trata del software que se utiliza en estos equipos, según ha informado la asociación en un comunicado.

Todo ello, según recordaron, no sólo perjudica económicamente a las empresas que elaboran los equipos y el software, y a los talleres que optan por la legalidad en este campo, sino que supone un riesgo para la seguridad vial, dado que los equipos piratas no ofrecen las mismas garantías de funcionamiento que los regularizados, por lo que sus diagnósticos pueden presentar fallos.

En cuanto a la nueva ITV, los participantes en el congreso recordaron que actualmente el 30 por ciento del equipamiento de un vehículo es electrónico, si bien en las inspecciones que los vehículos han de pasar periódicamente incluyen únicamente componentes mecánicos.

En ese sentido, recordaron que se está trabajando ya en una directiva en el ámbito europeo para que a partir de comienzos de 2016 la ITV incluya la inspección de los elementos electrónicos vinculados con la seguridad, como los airbag o el sistema de frenado ABS.

De esta forma, se abrirán también nuevas oportunidades de negocio para todo el sector de la postventa, desde los distribuidores de piezas hasta los talleres mecánicos, pasando por los fabricantes de los equipos de diagnóstico de averías, que deberán crear equipos especiales para las ITV adaptados a sus necesidades.

También en el ámbito de la ITV, el presidente de ANCERA, Miguel Ángel Cuerno, rechazó de plano la intención de liberalizar este servicio, permitiendo a los concesionarios de vehículos ofrecerlo, asegurando que ello supondría perder el carácter de independencia bajo el que actualmente actúan los 400 centros en los que se realizan estas inspecciones en toda España, que generan un reparto aleatorio del trabajo entre los distintos talleres.

Por otro lado, y ya en el ámbito del congreso, el presidente de la Asociación Empresarial de Automoción y Náutica de Baleares (ASEMA), Joan Oliver, que representa a las asociaciones de talleres y recambistas de Mallorca, Menorca e Ibiza en el seno de ANCERA, indicó que el sector empieza a registrar un cierto crecimiento, a pesar de la inevitable estacionalidad que vive por la dependencia de la actividad turística de la economía local, por lo que se mostró optimista respecto a las perspectivas de futuro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies