El pleno no toma en consideración la ley de apoyo a la familia y la maternidad propuesta por el PP

La diputada del PP María José Ribas defiende la propuesta del PP sobre familia
PARLAMENT IB
Publicado 20/03/2018 13:17:21CET

PALMA DE MALLORCA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlament ha rechazado este martes la toma en consideración de la proposición de ley de apoyo a la familia y la maternidad presentada por el PP.

La toma en consideración de la ley ha sido rechazada con 19 votos a favor, 31 en contra y cinco abstenciones. Podemos, MÉS y PSIB han votado en contra de la toma en consideración defendiendo la propuesta del Govern y acusando al PP de "oportunismo". El PI y Cs, por su parte, se han abstenido.

La proposición de ley ha sido defendida por la diputada 'popular' María José Ribas, que ha insistido en que la familia es "donde empieza todo" y en que tiene "un papel decisivo como factor de vertebración e instrumento de cohesión social". En esta línea, ha alertado de que en las Islas "no existe normativa específica en materia de familia".

Ribas ha lamentado que la Ley de Protección a la Maternidad del Govern del PP fuera derogada al principio de la legislatura "sin alternativa y dejando sin regulación un tema tan importante". "Fue derogada porque era una ley del PP", ha aseverado la diputada.

Por ello, ha pedido a los grupos parlamentarios que apoyasen la toma en consideración aunque cambiaran después el texto, para ganar tiempo puesto que la ley presentada por el Govern aún no ha iniciado su tramitación parlamentaria.

INTERVENCIONES DE LOS GRUPOS

Desde Podemos, la diputada Marta Maicas ha pedido al PP que para apoyar a las familias defienda ante el Gobierno la derogación de la reforma laboral o el copago farmacéutico, entre otras normas, o reivindique una dotación presupuestaria adecuada para los servicios básicos. "El mayor problema para las familias de Baleares es el Gobierno de España, el Gobierno del PP", ha denunciado.

Por parte de MÉS, el portavoz David Abril ha criticado el "oportunismo político" del PP por presentar la proposición después de que el Govern anunciara su proyecto, por lo que considera que "lo normal sería que la hubieran retirado".

Además, MÉS opina que la propuesta del PP tiene "distinciones ideológicas" y evita "hablar del aborto o políticas de prevención". "Las familias, en sentido amplio e inclusivo, están más protegidas con la izquierda que con el PP", ha añadido.

Desde MÉS per Menorca, el portavoz Nel Martí ha lamentado que al PP "no le interesó" este tema cuando gobernaba y ha censurado que el texto no incluye a víctimas de violencia machista o familias parejas de hecho.

Finalmente, por parte del PSIB la diputada Sílvia Cano ha advertido que la ley presentada por el PP "transpira conservadurismo por todos lados" y que les separa "un abismo". "Viniendo de ustedes, que se autoerigen en los defensores a ultranza de la familia, es hipócrita y no pasa la prueba del algodón", ha declarado Cano.

"De lo único que se tienen que prevenir las familias en este país son sus recortes", ha concluido la diputada que ha considerado que la familia "no es ningún ámbito natural" sino "una institución social muy importante".

PI Y CS SE ABSTIENEN

Seguidamente el PI y Cs han intervenido en el turno ni a favor ni en contra. Por parte del PI, la diputada Maria Antònia Sureda ha considerado que pedir que el PP retire su propuesta porque el Govern ha aprobado su proyecto "no es un argumento" porque "no ayuda a las familias". "El problema de este Parlament es que en demasiadas ocasiones se juega al todo o nada", ha reprochado Sureda.

En este sentido, desde el PI se han abstenido porque creen que ninguna de las dos propuestas "son la panacea" pero ha recalcado la importancia de buscar consenso para que la norma dure en otras legislaturas. Con todo, les gusta más el modelo planteado por el Govern.

Finalmente, por parte de Cs la diputada Olga Ballester ha criticado la estrategia de "tierra quemada" del Govern con la derogación y ha recordado que la consellera de Servicios Sociales, Fina Santiago, aseguró que estaría lista en agosto de 2017.

Ballester ha dicho no entender por qué la mujer embarazada "incomoda a este Govern". Con todo, "en aras del consenso" Cs ha decidido abstenerse.