Podem Eivissa dice que "no tenemos que hacer ningún acercamiento porque quien se ha ido ha sido el PSOE"

Publicado 06/06/2015 16:52:46CET

IBIZA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de los negociadores de Podemos-Guanyem en Ibiza, Toni Sánchez, ha afirmado en declaraciones a Europa Press "que nosotros seguimos sentados en la mesa de negociaciones y no tenemos que hacer ningún acercamiento porque quien se ha ido ha sido el PSOE".

"Si dejamos las conversaciones en el momento en el que se levantaron, no tenemos ningún problema en retomar la negociación, aunque hablaremos de las formas otra vez", ha dicho.

"Si hay que grabar las conversaciones o hay que hacer algo para que realmente se vea lo que está pasando en las reuniones, se hará. Si hoy consideran oportuno tratar el tema de los salarios, nos sentaremos", ha insistido.

El portavoz ha desmentido que Podemos rompiera el marco de negociación, tal y como aseguran los socialistas, "ya que considero que ese marco estaba dentro de las líneas verdes".

Las formaciones Podemos-Guanyem Eivissa afirmaron este viernes que los negociadores del PSOE han roto las negociaciones porque "no están dispuestos a hablar de una bajada de salarios significativa de los cargos políticos".

" Según ha recordado, la reducción salarial estaba prevista en una de las líneas verdes aprobadas por la Asamblea para comenzar a negociar "y vimos que teníamos que hablarlo al principio porque es un tema bastante delicado".

"Era algo que se iba a discutir, iba a haber un problema y pensamos que hablarlo al principio, podría solucionar las cosas para hablar de otras. Las líneas verdes siempre han sido previas a la negociación", ha dicho.

Asimismo, Sánchez ha asegurado que la candidata al Consell, Viviana de Sans, "nos da todo su apoyo porque consideramos que los negociadores no teníamos que ser cargos electos para que estos temas se hablaran de una forma clara y nunca llegamos a hablar de organigramas o sillas".

Este viernes, desde Podemos-Guanyem consideraron que la bajada de salarios de los cargos políticos debe ser sustancial y no meramente simbólica.

"Se trata de un gesto necesario a causa de la situación de crisis que está sufriendo una gran parte de la ciudadanía. Los representantes políticos debemos dar ejemplo de sensibilidad y empatía en un momento de bajada generalizada de los sueldos", afirmaban, criticando además que, antes de marcharse, los socialistas dijeron que 61.000 euros es un salario bajo en relación a las responsabilidades del cargo.