El PP acusa al Ayuntamiento de Palma de "tirar" 541.000 euros para construir un carril bici "provisional" en las Avenidas

Actualizado 20/07/2009 23:02:00 CET

Cort enmarca la construcción de cinco nuevos carriles bici en la "revolución" que supone el cambio de modelo de la ciudad

PALMA DE MALLORCA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El regidor del PP Carlos Veramendi acusó hoy al Ayuntamiento de Palma de "tirar" 541.233 euros para construir un carril bici "provisional" en las Avenidas, ya que será "desmantelado" cuando se ponga en marcha el tranvía y, además, eliminará un carril de circulación en esta zona por la que pasan diariamente "37.000 vehículos", por lo que, a su juicio, se producirá un "auténtico colapso y caos circulatorio".

Tras la Comisión de Vigilancia de la Contratación e Infraestructuras, Veramendi pidió al Consistorio que se "replantee" sus cinco proyectos de carriles bici en Palma, que, según señaló, tendrán un coste de 1,9 millones de euros para 8.409 metros, lo que supone "una media de 232,85 euros por metro de nuevo carril bici".

Por su parte, el regidor de Infraestructuras, Francisco Donate, se negó a poner fin a estos proyectos de carriles bici ya licitados para las Avenidas; la carretera de Valldemossa; Camí de Jesús-Camí dels Reis; Avenida Picasso-calle Son Armadans y Salvador Dalí, ya que los enmarcó en la "revolución" que supone el cambio de modelo de la ciudad, que hasta ahora, "estaba fundamentada en la utilización indiscriminada del coche particular".

"Con el aumento y mejora del transporte colectivo y, sobre todo, con la creación de una red básica de carriles bici conectados entre sí es lo que hará que tenga sentido que en la ciudad tengamos estos viales para que aquellos ciudadanos que quieran usarlos y deseen moverse en bicicleta lo pueden hacer de manera tranquila y segura", remarcó Donate.

En este sentido, criticó que hasta ahora, la capital balear "no disponía de ningún tipo de red de carriles bici" y, por eso, consideró "muy importante" que los primeros que se hagan estén "especialmente pensados para dar mayor seguridad no sólo a los ciclistas, sino también a los peatones que circulan por las aceras".

Sin embargo, Veramendi señaló que los carriles bici que se han hecho hasta ahora han causado "rechazo" por parte de los vecinos, los comerciantes y los colectivos de taxistas, debido a que "han invadido zonas peatonales y han eliminado plazas de aparcamiento incumpliendo el programa electoral de la alcaldesa, Aina Calvo, que decía literalmente que no se reducirían carriles de circulación y que los carriles bici no pasarían por las principales vías de la ciudad".

Así, insistió en que el futuro carril bici de las Avenidas no sólo elimina un vial de circulación, sino que invade una zona peatonal, al transcurrir por detrás de las marquesinas de los autobuses en la Plaza España, mientras que a su vez, "eliminará 78 plazas de aparcamiento en superficie en el tramo que va desde la calle Sindicat hasta la Plaza Porta des Camp".

En cuanto al carril bici de la carretera de Valldemossa, el regidor 'popular' criticó que estrechará el paso de la circulación en la calle Emperadriu Eugénia, que se convertirá en sentido único eliminando un carril de circulación, "al igual que sucederá en el tramo de la calle Bisbe Bernat Nadal hacia la calle Guillem Forteza".

Respecto al carril bici del Camí de Jesús-Camí dels Reis Veramendi señaló que "invade y estrecha zonas para peatones, domo desde la rotonda del Camí de la Vileta hasta la rotonda del Camí de Jesus", mientras que el carril de Avenida Picasso-calle Son Armadans suprime 61 plazas de aparcamiento en superficie.

Mientras, el carril bici Salvador Dalí "elimina 24 plazas de aparcamiento en la calle Francesc Martí Mora "sin aportar alternativas, al tiempo que reduce claramente las zonas para peatones".

"Es un total despropósito y, además, el Ayuntamiento se ha marcado como plazo de ejecución de estos cinco carriles bici entre cuatro y cinco meses, por lo que no me extraña que los comerciantes y los vecinos estén indignados y los profesionales del taxi adviertan de que el día a día será horroroso", concluyó Veramendi, quien precisó que el PP "no está en contra de los carriles bici", sino que apuesta por que "se replanteen" estos proyectos ya licitados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies