El PP acusa al Institut Hípic de Mallorca de "rozar la ilegalidad" en la gestión del hipódromo de Manacor

Publicado 12/07/2018 17:23:14CET

PALMA DE MALLORCA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PP en el Consell de Mallorca ha acusado al equipo de gobierno insular de "estar rozando la ilegalidad", a través del Institut de l'Esport Hípic de Mallorca (IEHM), en la gestión del hipódromo de Manacor, "el gran olvidado durante esta legislatura".

Según un comunicado, la consellera insular 'popular' Catalina Soler ha preguntado si es cierto que tras el cierre del restaurante de la instalación se ha autorizado desde el IEHM la instalación de chiringuitos que venden alimentos y bebidas a los usuarios y que estarían pagando "a un señor que no sabemos quién es para que puedan instalarse en el hipódromo".

Soler también ha preguntado "quién establece las tasas de las bebidas que ahí se venden" y ha negado, como ha señalado el conseller Font durante el Pleno, que ésta sea una competencia del Ayuntamiento de Manacor "porque existe un convenio de cesión de las instalaciones firmado con el Consell".

La 'popular' también ha preguntado "si es cierto que la instalación se ha quedado sin servicio de limpieza", añadiendo después que fue el propio Font quien "dio orden" de que el personal que limpiaba el hipódromo de Palma dejara de actuar en el de Manacor como se hizo hasta la pasada legislatura.

Asimismo, ha reprochado al equipo de gobierno insular que anunciara a los medios de comunicación que "todos los partidos que conforman la institución habían acordado externalizar la gestión del IEHM cuando con el PP no ha hablado nadie sobre esta cuestión".

En este sentido, ha reiterado el ofrecimiento de la formación a reunirse con los partidos del Pacte para abordar el modelo de futuro de gestión del Institut porque "no puede seguir así" por más tiempo.

Por ese motivo, se ha mostrado partidaria de la externalización de la gestión de los hipódromos, si bien ha indicado que "eso no implica que digan quién debe llevarla a cabo como está haciendo el Consell", partidario de encomendarla a la Federación.

Por todo ello, se ha mostrado "preocupada" sobre cómo esta medida podría afectar al personal o al mantenimiento de las instalaciones porque "a día de hoy todavía el Consell no se ha pronunciado sobre estas condiciones".

Contador