El PP en Ibiza dice que el cambio de sentido de avenidas "no reducirá" el tráfico y "aumentará la accidentalidad"

Publicado 11/05/2017 13:21:47CET

IBIZA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Ibiza ha presentado cerca de 30 alegaciones al proyecto de Redistribución del Tráfico Urbano al entender que los planes del equipo de gobierno municipal "no reducirán la congestión e intensidad de vehículos en la ciudad, aumentarán la accidentalidad y perjudicarán gravemente a los peatones".

Así, el PP ha presentado una propuesta alternativa "más social y medioambiental" y que resultaría "más económica", según los 'populares', que la presentada por PSOE-Guanyem.

Después de analizar el Plan de Movilidad, los concejales del PP han asegurado que la congestión de tráfico, sobre todo en los meses de verano, no se resuelve al continuar concentrándose todo el tráfico, tanto de salida como de entrada, en la intersección de las avenidas Bartomeu Rosselló y de Santa Eulària.

En la propuesta del PP, se crearía una intersección de cuatro calles, ya que la distribución de tráfico propuesta desde el Ayuntamiento no consigue desplazar al vehículo de las zonas de mayor concurrencia. Además, según el PP, no se reducen los tiempos de los traslados en vehículo desde las afueras de la ciudad al casco urbano al no reducirse la intensidad del tráfico en la zona central de la ciudad, aumentando la contaminación y el ruido.

Los 'populares' también han explicado en su escrito de alegaciones los problemas derivados de las calles de dirección única propuesta por PSOE-Guanyem, como son el aumento de la velocidad media de la vía, el incremento de la accidentalidad, el fomento de la parada en doble fila o la mayor dificultad para los itinerarios peatonales al realizar el cruce de las calles.

Para el PP, las vías de sentido único con dos o más carriles de circulación y con una intensidad de tráfico elevada dificultan la entrada y la salida del centro al reducir las rutas de escape y, por otra parte, no existen suficientes giros a la izquierda en las avenidas de Santa Eulària y Bartomeu Rosselló para justificar el cambio de sentido único de la circulación.

Además, han afirmado que no se contempla a corto plazo un plan de plazas de aparcamiento que facilite el flujo del transporte público, la bici y la moto frente al vehículo privado, y que no es seguro para el tránsito peatonal proponer pasos de peatones en los que confluyen dos o más movimientos de los vehículos sin regulación semafórica.

El PP ha planteado al equipo de gobierno una alternativa más social y medioambiental y que permitiría un ahorro de un 22 por ciento. Además, se plantea mejorar y ampliar el aparcamiento en superficie de Cas Dominguets con un 77 por ciento más de plazas (de 300 a 530 plazas).

La portavoz Virginia Marí ha reiterado que tanto PSOE como Guanyem "gobiernan, gestionan y circulan de espaldas a los vecinos de nuestra ciudad", tanto en políticas urbanísticas como sociales o de movilidad urbana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies