El PP llamará al resto de partido en los próximos días para abrir el diálogo sobre la ley electoral

Carlos Floriano en el foro de NNGG en Valencia
EUROPA PRESS
Actualizado 05/07/2015 6:39:51 CET

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El PP entrará en contacto en los próximos días con el resto de partidos políticos para abrir una mesa de diálogo sobre una reforma de la ley electoral que incluya un cambio en el sistema de elección de alcaldes y todos aquellos aspectos que quieran plantear las formaciones, según han informado a Europa Press fuentes populares.

La iniciativa del PP es el siguiente paso al acuerdo alcanzado este jueves entre el Gobierno y el PSOE para sacar este asunto de la negociación sobre regeneración política.

El vicesecretario general de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, ha explicado que todas las cuestiones relacionadas con el ámbito electoral se negociarán a nivel de partido al considerar "más razonable" que sean estos los que lleven a cabo las negociaciones que permitan "llegar a un compromiso inteligente".

Floriano, que ha participado en la jornada inaugural del Foro Nacional de Nuevas Generaciones 'Un paso por delante' que se celebra hasta el sábado en el complejo La Petxina de Valencia, ha explicado que tras este primer encuentro para "avanzar" sobre regeneración democrática ahora toca una negociación a nivel de partido.

Así, ha concretado que se ha acordado que haya "un reparto de papeles" para dejar en el ámbito de partido la negociación sobre la reforma electoral, mientras las dos leyes sobre calidad democrática seguirán su curso para ser aprobadas en el Congreso.

GOBIERNO Y PSOE

Durante la reunión entre Gobierno y PSOE, y a petición de los socialistas, se ha acordado que cualquier asunto relacionado con el sistema electoral y su reforma sea abordado en una mesa de negociación paralela, dada la disparidad de criterios sobre el asunto. Se abordarán además desde ámbitos diferentes: el debate sobre regeneración democrática queda en el marco parlamentario, mientras que la reforma electoral se circunscribe a los partidos.

La propuesta para cambiar la elección de los alcaldes fue lanzada por el PP, pero el PSOE y otros partidos se han negado a reformar la ley a nueve meses de unas elecciones municipales, las de mayo de 2015. Este asunto y cualquier propuesta de cualquier partido relacionada con él, como el recorte de los días de campaña o la limitación de los gastos electorales, salen ahora así de la discusión en el Congreso, para que se pueda avanzar en otros temas y aprobarlos antes de fin de año.

Fuentes conocedoras del encuentro han asegurado que tanto el Gobierno como el PP se han mostrado conformes con la sugerencia socialista; entienden que la reforma electoral no queda aparcada, sino que entra de pleno en el debate político, y que se permite al mismo tiempo acelerar el resto de asuntos.

CONDICIÓN SOCIALISTA

Fuentes socialistas han aclarado que no habrá un acuerdo en el Congreso sobre regeneración si el Gobierno sigue adelante con su intención de reformar la ley electoral antes de las elecciones municipales y autonómicas.

Según han explicado, han propuesto separar el debate porque quieren llegar hasta "el final" en la aprobación de medidas de regeneración democrática, pero han dejado claro que condicionan su apoyo a este paquete a que no se toque la ley electoral en los próximos meses.

Así, según han indicado estas fuentes, si el PP les convoca a una reunión para hablar de la reforma electoral, el PSOE acudirá para decir que en este asunto no tiene "nada que negociar" y que no lo hará hasta pasadas las elecciones de mayo. Y si el Ejecutivo decide reformar la ley electoral, se saldrá de las negociaciones de regeneración democrática.

DOS LEYES YA EN MARCHA

En el Congreso se retomará el debate aparcado en primavera sobre dos leyes: la de control económico y financiero de los partidos políticos y la ley del alto cargo. En este ámbito, los partidos podrán plantear otras muchas iniciativas, que quedarían incluidas en estas leyes o que pasarán a constituir otras nuevas.

Esta será la manera de avanzar, por ejemplo, en una nueva regulación del aforamiento y de la concesión de indultos, o sobre cómo facilitar la iniciativa legislativa popular. Como punto de partida, el Gobierno ha preparado un documento que recoge todas las iniciativas planteadas en algún momento de la legislatura por los grupos.

El Gobierno quiere extender esta fórmula de negociación acordada con el PSOE al resto de formaciones del Congreso y se va a reunir con todos los partidos de la Cámara Baja entre el martes y jueves de la semana que viene.