El PP pide a Antich que no ceda ante las presiones de partidos minoritarios en la decisión sobre Son Espases

Actualizado 04/10/2007 14:23:45 CET

El portavoz 'popular' afirma, con respecto a las amenazas del Bloc de salir del Govern, que "no se lo creen ni ellos"

PALMA DE MALLORCA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La diputada del PP y ex consellera de Salud, Aina Castillo, pidió hoy al presidente del Govern, Francesc Antich, que "no ceda ante los partidos minoritarios" que forman parte de su Ejecutivo, en referencia al Bloc, y tome la decisión sobre la ubicación del futuro hospital de referencia "atendiendo al interés de los ciudadanos y no a reivindicaciones políticas".

En rueda de prensa, Castillo manifestó su confianza en que Antich elija el mejor sitio para la ciudadanía y para su salud, que -- subrayó-- "es el solar de Son Espases, tal y como han reconocido el propio Antich, los consellers de Salud y de Presidencia e incluso los tribunales". "Es la ubicación que permitiría una construcción más rápida, con más proyección de futuro y con un mayor número de mejoras sanitarias", destacó.

Castillo solicitó a Antich que ponga fin al "culebrón y el espectáculo" en que, según dijo, se ha convertido esta cuestión y recordó que la determinación de Son Espases estaría avalada por el 90 por ciento del Parlament, al contar con el apoyo de los 29 diputados del PP, además de los representantes del PSIB y de UM.

"Es una situación difícil para el presidente por la demagogia que su partido ha estado haciendo en contra del PP durante los últimos cuatro años, criticándonos con falsedades. Antich se debe ahora la responsabilidad de gobierno. Se puede hacer demagogia desde la oposición pero no desde el Govern", apuntó.

AMENAZAS DEL BLOC

Acerca de la amenaza expresada por miembros del Bloc sobre su intención de dar por roto el pacto de gobierno, Castillo cuestionó la legitimidad de esta coalición para permanecer en los gobiernos de las instituciones al considerar que está primando sus reivindicaciones políticas sobre el interés general de los ciudadanos.

"Si el Bloc no es capaz de entender que Son Espases es la mejor decisión y prefiere mantener sus reivindicaciones políticas, es mejor que no gobierne. Ellos siguen defendiendo la reforma de Son Dureta y esta opción ya ha sido rechazada por los técnicos y los médicos", añadió.

También el portavoz del partido, Miquel Ramis, se pronunció sobre estas advertencias del Bloc sobre su salida del Govern, asegurando que "no se lo creen no ellos". Se refirió, en concreto, a Esquerra Republicana para señalar que lo que desea este partido es permanecer en el poder.

"Hasta ahora era aun partido extraparlamentario y de repente tiene responsabilidades de gobierno. ¿A quién representa Esquerra Republicana de Catalunya en Baleares? ¿Van a venir a decirnos dónde tenemos que hacer nuestro hospital?", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies